Las multinacionales griegas proponen reducir el salario mínimo

Las multinacionales con presencia en Grecia han propuesto al ejecutivo heleno reducir el salario mínimo juvenil y su jornada laboral, algo que el gobierno rechaza.

Aunque en más de una ocasión desde el Gobierno nos han recordado aquello de que «España no es Grecia», si que observamos ciertos paralelismos entre el mercado laboral español y el heleno como una tasa de paro cercana al 27%, por lo que siempre debemos prestar atención a lo que pasa en él. Una de las últimas ocurrencias de las grandes multinacionales establecidas en Grecia es la reducción del salario mínimo juvenil a 486 euros, además de ofrecer jornadas a tiempo parcial con unos sueldos entre los 250 y 300 euros al mes a los griegos entre 15 y 24 años. Con ello, pretenden que sus productos sean más competitivos fuera del país.

No será fácil que las multinacionales se salgan con la suya, aunque parecen tener a Europa de su parte. El ejecutivo griego, presidido por el conservador Antonis Samarás, ha expresado en diversas ocasiones que un nuevo recorte en el salario mínimo no entra en sus planes; pero la comisaria europea de Asuntos Marítimos y Pesca de la UE, la también griega Maria Damanaki, insiste en que «la directiva de la Comisión Europea desde hace un par de años es que hay que reducir el salario mínimo en todos los países europeos, si queremos mejorar la competitividad de las empresas».

El ejecutivo heleno ya conoce las propuestas planteadas por las 11 principales firmas que trabajan en el país, que se reunieron con el ministro de Desarrollo, Kostis Jatsikadis. Las empresas se dedican al tabaco, los materiales de construcción, la producción de productos de pasta, bebidas y productos lácteos e higiene personal y del hogar, y hace poco anunciaron su plan de expandir sus actividades con la condición de que «Grecia sea un lugar más favorable para las inversiones» para hacer frente a sus competidoras, que producen en Europa del Este o Asia.

Para que sea Grecia sea «más favorable» a las inversiones, las grandes compañías piden menos burocracia, una energía más barata y simplificar los procedimientos para las actividades productivas. En el capítulo de demandas a las que el ejecutivo heleno ha anunciado que no cederá están la reducción del tiempo de preaviso -el periodo de advertencia antes de despedir a un trabajador- para reducir la indemnización y la polémica reducción de salarios para jóvenes, que también incluiría una jornada semanal de «3 o 4 días». Una tasa de paro del 60% entre los menores de 24 años es el argumento de las grandes compañías para defender su propuesta, mientras que sus detractores critican que con ella se pretende dejar de contratar a trabajadores a tiempo completo.

Fuente: El Economista

Foto: Protonotarios

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...