La última ayuda para desempleados fracasa estrepitosamente

El próximo 15 de abril acaba el Plan de Activación del Empleo, del que solo se han beneficiado 105.544 de los 400.000 potenciales beneficiarios que se calcularon.

ayuda

Con el paro muy por encima de los 4 millones de desempleados cuando se aprobó a finales de 2014, se esperaba que el Plan de Activación del Empleo que entró en vigor en enero de 2015 fuese todo un éxito. Sin embargo, a unos días de que expire -lo hará el 15 de abril- solo podemos decir que la única medida que contó con el consenso de Gobierno, sindicatos y patronal ha sido un rotundo fracaso, tanto en la cantidad de receptores, muy por debajo de lo esperado, como en el presupuesto invertido.

Se suponía que el Plan de Activación del Empleo tenía 400.000 potenciales beneficiarios, aunque solo 105.000 la han cobrado o la cobran actualmente. De los 1.200 millones de euros asignados a esta medida, el 15 de abril solo se habrán gastado unos 182 millones. Y el paro sigue por encima de los 4 millones. Podríamos decir que se trata de una medida maldita, que nació con el objetivo de reordenar las diferentes ayudas que hay en nuestro país (locales, autonómicas y estatales) pero que se ha quedado lejos de ese objetivo.

Decimos que nació maldita porque una orden del SEPE nada más aparecer restringió su acceso a los parados que ya hubiesen agotado la prestación contributiva, el subsidio, la renta activa de inserción y los 400€ del Plan Prepara. En la práctica era una ayuda de último recurso, y tras las protestas de los sindicatos Empleo rectificó. Aún así, el 20% de las 52.135 solicitudes rechazadas no se aceptaron debido a esa restricción inicial.

Desde el Gobierno no se pronuncian sobre el fracaso de la medida, y desde UGT y CCOO coinciden al culpar al Ejecutivo de falta de voluntad política. Critican, por ejemplo, que no se mandó una carta a los posibles beneficiarios de la ayuda para informarles. Hasta el 15 de abril se puede solicitar la ayuda, que se cobraría hasta febrero, pero los datos no mienten: los 105.544 beneficiarios hasta febrero son menos de la mitad de los 270.000 estimados que había cuando se aprobó.

Otro dato que refleja el fracaso de la medida es que solo 14.000 participantes en el programa se han reintegrado al mercado laboral. Además, la tasa de cobertura ha caído al 55,7%, y según los datos del SEPE casi dos millones de parados no reciben ninguna prestación (3,5 millones según la EPA). El futuro del Plan de Activación del Empleo es incierto. Los sindicatos han pedido su prórroga, pero lo máximo que han conseguido es una reunión con el Gobierno en funciones a mediados de abril.

Más información: El País

Foto: desempleado vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...