La negociación salarial en la entrevista de trabajo

Llegar a un acuerdo por el salario con tu futuro empleador

A medida que avanzas en una selección de personal, la posibilidad de obtener el empleo se acrecienta y eso, en los tiempos de crisis como el actual, es una muy buena noticia. Sin embargo, no todos procesos de selección culminan con una negociación salarial efectiva y el mejor candidato puede no considerar la oferta a causa de una mala negociación salarial. Lo mismo puede suceder por parte del solicitante que pretende elevar la oferta de salario perdiendo sus posibilidades de empleo.

Lo que se intenta graficar aquí es que si bien puedes llegar a una instancia avanzada del proceso de selección de personal, todavía nada indica que realmente quieras el puesto o que el empleador esté dispuesto a pagar lo que vales. Resta, aún, la negociación salarial.

En este punto importante de una búsqueda de empleo, existen muchos mitos y viejas costumbres que pueden provocar discrepancias, así como también hay estrategias acertadas para conseguir exactamente lo que quieres.

Lo primero que debes tener en cuenta es que tu compensación salarial no es solo el monto que figurará en el recibo de sueldo, sino que se compone de muchos otros beneficios que también suman al salario oculto y que debes monetizarlo para averiguar si vale la pena resignar una cifra en el recibo a cambio de un paquete de beneficios interesante.

Es mucho más fácil negociar un incremento de beneficios en este paquete de «salario oculto» que una cifra más abultada en el recibo de sueldo.


Pero para saber de qué estás hablando y qué puedes esperar en cuanto a salario en la fase de negociación salarial de la entrevista, debes tener una idea clara del rango salarial de acuerdo a la empresa, industria y cargo al que aspiras.

Cada trabajo y cada empresa tendrá una combinación diferente de rangos de salario y beneficios, dependiendo de una serie de factores, y lo que necesitas saber es cuáles son esos factores y qué esperar para entonces ver qué debes negociar y qué aceptar.

Si bien en la mayoría de las entrevistas las cuestiones referidas al salario no se tratan sino ya avanzada la etapa de definición, algunos empleadores utilizan las aspiraciones salariales como un filtro para determinar cuáles son candidatos viables y cuáles no. Entonces, quieren conocer cuántos pretendes ganar y cuánto ganabas en tu anterior empleo en la primera entrevista.

Cuando esto ocurra, debes ser honesto pero no olvidarte de investigar el rango salario del que hablamos anteriormente para que tu requerimiento esté acorde a la industria, sector y responsabilidades del puesto.

Aprovecha para indicar que tus pretensiones salariales son «flexibles» o que las mismas se ajustan «a una expectativa de compensación justa y competitiva» para indicar que estás dispuesto a negociar el salario pero que sabes lo que quieres.

Fotografía: Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...