Cómo ser persuasivo en el trabajo

Si estás buscando convencer a tu jefe de que necesitas algún tipo de formación adicional, un aumento de sueldo o una promoción, si estás buscando convencer a un entrevistador de que usted es el mejor candidato para un puesto de trabajo, la persuasión es una herramienta esencial para el éxito profesional.

Ser persuasivo, sin embargo, no significa ser insistente hasta el hartazgo, aunque en ocasiones esta estrategia puede funcionar, lo más usual es que no sólo no te de resultados sino que, además, dejen de prestarte atención en futuras oportunidades.

En cambio, puedes emplear otras estrategias para ser persuasivo y conseguir lo que quieres, sin importar cuál sea tu objetivo profesional pero, claro, cuando el mismo depende de la decisión de otro/s:

Conocer tu posición (y creer en ella)

En primer lugar, ¿por qué estás luchando? Hay que tener claro lo que quieres lograr y por qué. Establece los detalles. ¿Cuánto dinero quieres por ese curso de formación? ¿Cuánto tiempo se necesita para asistir? Tener claro tu objetivo. Si no sabes a dónde estás apuntando, es fácil resultar “improcedente”.



Más allá de eso, debe interesarte a ti. Si no te importa, no te molestes. Lo que quieres persuadir a otra persona a hacer (o pensar o sentir), simplemente hay que creer que es lo correcto. Mientras más confianza se puede demostrar, más convincente serás.

¿Quiere un aumento? Lo primero es creer que lo mereces. O, al menos, a creer que es racional. ¿Estás pidiendo a esta persona hacer algo que no harías tú si los papeles se invirtieran? Si es así, vuelve a evaluar tu posición.

Tener evidencia que sustente tu posición

Los hechos son difíciles de negar, sobre todo cuando se puede demostrar con pruebas. Sea cual sea tu posición, prepárate para respaldarlo con pruebas concretas.

Si vas a una evaluación de desempeño, por ejemplo, toma muestras de tu trabajo, cartas de cortesía de los clientes, y cualquier cosa que demuestre tu excelencia. Si estás pidiendo un aumento de sueldo, ten la documentación que demuestra por qué te mereces más recompensa por su trabajo.

También puedes hacer la investigación del rango de salario apropiado para una persona en tu campo con tu experiencia. Cuanto más se puede apuntar a una evidencia tangible (de fuentes confiables) para apoyar tu solicitud, más razonable parecerá tu pedido y más posibilidades tendrás de conseguirlo.

Predecir y prepararte para la respuesta

Si quieres conseguir eso que pides, sé proactivo y prepárate anticipándote a las posibles objeciones que puedan interponerte así tendrás las respuestas rápidamente. Si te niegan el aumento con alguna razón, es mejor que la hayas tenido en cuenta y tengas lista tu refutación.

No siempre es fácil llegar a un acuerdo, sobre todo con los superiores en el lugar de trabajo. Tienen que estar convencidos. Apelar a su lógica y mostrar a la persona que esta decisión le afectan y, en una escala más grande, podría afectar a la compañía.

Fotografía:  Search Engine People Blog en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...