Cómo sacar el tema del salario en la entrevista de trabajo de forma natural

Para negociar el sueldo, debes hacerlo de forma correcta. En primer lugar, debes esperar a que ellos saquen el tema o dilo al final, llevar una cifra pensada que se ciña a la realidad y negociar con respeto y aportando valor

salario entrevista

Todos trabajamos para ganar dinero, por lo cual, el tema del salario es realmente importante. Generalmente, el salario se negocia antes de entrar a la empresa, así que se suele mencionar en las entrevistas de trabajo.

Eso sí, es un tema un poco delicado y difícil de sacar en las entrevistas de trabajo, aunque si no lo sacas, podrías cobrar menos de lo que te mereces. Por ello, aprenderemos a sacar el tema de forma correcta.

Consejos para hablar de salario en la entrevista

En primer lugar, debes saber que los salarios se negocian en bruto y al año, es decir, que el salario que te ofrecerán no será el mensual. Por este motivo, no queda bien pedir una cifra mensual neta, pues varía según cada persona.

En su lugar, piensa en un salario bruto anual, aunque no vale cualquiera. Haz un trabajo de investigación para saber cuál es la media de salario en tu profesión con tu formación y experiencia. Además, debes tener en cuenta el tipo de empresa en el que estás, su capacidad financiera y las exigencias del puesto.

Eso sí, no debes olvidarte de tus preferencias personales. Quizá haya personas que no quieran demasiado salario si a cambio les dan otras ventajas como el teletrabajo, el cual también se puede negociar. En cualquier caso, lleva una cifra pensada y contrasta con la del entrevistador y la que ponga en la oferta de trabajo.

Para hablar del salario, debes esperar a que el entrevistador saque el tema. Generalmente, hablará sobre el tema y te dirá lo que generalmente se cobra, aunque no siempre es así.

Si no saca el tema, puede que el salario no sea negociable, aunque siempre podrías intentar subirlo si eres lo suficientemente valioso. Debes sacar el tema del salario al final de la entrevista, cuando te pregunte por las dudas.

Eso sí, debes hacerlo con mucho tacto y con cuidado. Puedes decir que cuál es el salario que ellos tenían pensado, siempre recalcando que no es lo más importante. Hazlo de forma relajada y sin darle demasiada importancia.

Cuando lo hagas, espera a que el entrevistador diga su cifra y después valora si aceptar o si decir la tuya. Si la cifra te parece baja, trata de negociar siempre, pues si aceptas sin negociar podrías estar perdiendo dinero.

Eso sí, siempre dilo con la máxima educación y tratando de aportar valor, señalando tu formación, tu experiencia y tus cualidades positivas. Si no acepta la negociación, siempre puedes aceptar una cifra más baja o rechazar el empleo. En cualquier caso, ten en cuenta que no todo es el sueldo, pues podría ser una buena oportunidad laboral por otras razones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...