Cómo ganar más sin aumento de sueldo

La actual crisis vuelve difícil negociar una mejora salarial y tememos que la solicitud sea mal vista por nuestros empleadores, preocupados por bajar los costos. Sin embargo, existen otras formas de mejorar tus ingresos, ¡conócelas!

Cómo obtener un incremento salarial con bonos

Estamos en época de crisis y a pocos de nosotros se nos ocurriría pedir un mejoramiento salarial, sobre todo si en el corto plazo, en nuestra empresa, han hecho una reducción de personal, recorte de presupuesto o reestructuración.

Sin embargo, los salarios se desactualizan a medida que la crisis avanza y la recesión por aquí o la inflación por allá hacen necesario un incremento, de algún tipo, en los salarios.

Para que tengas esperanzas de mejorar tus ingresos sin necesidad de conseguir otro trabajo o arriesgar tu pellejo con el jefe para transmitirle una situación que seguro no desconoce, debes tener en cuenta otras herramientas para conseguir el deseado mejoramiento.


Y es que no podrás sacarle a tu jefe un compromiso de aumento de sueldo, pero quizás puedas negociar algunos bonos o incentivos. De hecho, quizás estén estipulados pero nunca hayas necesitado utilizarlos.

En muchas empresas donde los premios o pagos variables existían pero poco se aplicaban hoy representan una tercera parte de los ingresos de los trabajadores; y cada empresa tiene su forma de distribuir los bonos que emplean.

“El sueldo y las prestaciones se ganan por el simple paso del tiempo, pero para otorgar bonos se requiere medir el desempeño”, señala Jorge Barriga, director de Recursos Humanos de Cinépolis.

Cada empresa tiene objetivos claros, y sus empleados también. Cuando los alcanzan es natural que se les premie; más aún cuando el trabajador se preocupa porque los resultados que genera causen impacto positivo en las arcas de la empresa.

Según Axim Valenzuela, director de Compensaciones y Beneficios de Novartis en América Latina “un trabajador debe acercarse a otras áreas, para saber si lo que hace contribuye a un resultado concreto o para ver cómo puede mejorar”.

Lo cierto es que en muchas compañías los empleados no encuentran la forma de utilizar los “extra” puestos a disposición de su mejoramiento salarial: algunos empleados jóvenes no aprecian un buen seguro médico, siquiera lo usan, los solteros desprecian distintas becas y ayudas escolares para los hijos y hasta pueden resultarle inocuos los vales de despensa.

Ciertamente, estos beneficios no se aplican a todos por igual ni significan a uno lo mismo que a otro; pero existen algunas compañías que ofrecen planes de beneficios flexibles.

Así, cada empleado elige su “paquete de beneficios”, para que puedan aprovechar y, al mismo tiempo, hacerse responsables de sus mejoras y hasta de su jubilación.

Al final del día, cada uno obtiene lo que quiere: el empleado, beneficios que le sirven a su estilo de vida y la empresa, incrementos de productividad, mejoramiento del clima laboral y optimización de los recursos destinados a beneficios sociales, económicos y sanitarios de sus empleados.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...