Cobrar el paro

inem

Oficina de empleo catalana.

Llegas a casa y te han despedido por recorte de personal o bien te vence el contrato y no te lo renuevan porque ‘hay que ahorrar’. Bienvenido al club de los cinco millones. Bueno, dicen que mal de muchos consuelo de tontos, oye, pero también dicen que en esta vida el que no se consuela es porque no quiere. El caso es que te toca apuntarte al paro pero no tienes ni idea de cuanto vas a cobrar y necesitas cuadrar caja rapidito, que a fin de mes las facturas siguen llegando igual.

Bien, suponemos que ya sabes que tienes 15 días para presentarte en la oficina del INEM (ojo, que ahora se llama SEPE, pero para que me entiendas) y comunicar tu nueva situación. A partir de ahí, debes saber que el período máximo en que se puede cobrar prestación por desempleo es de dos años. Tendrás derecho a los dos años completos por cada seis años de trabajar y cotizar, lo que vienen a ser exactamente 120 días -unos cuatro meses- de prestación por año trabajado. Si llevas menos de un año cotizado ni te molestes en pasar por allí porque no te harán ni puñetero caso; no tienes derecho a cobrar.

Pero supongamos que no es tu caso. Bien, ahora llega la pregunta clave, ¿cuánto te tienen que aflojar? Lo dijimos ya hace un año pero como los brotes verdes son más marrones que nunca, no está de más refrescar la memoria.  El importe de tu prestación será equivalente al 70% de la base reguladora, que es la base de cotización a la Seguridad Social. Pero sólo durante los primeros 6 meses. Pasado ese tiempo bajará al 60%. Debes saber también que lo mínimo que puede y debe cobrar un parado son 492,08 euros y lo máximo 1.383,99, suponiendo que tengamos hijos. Si no tenemos descendencia la cosa se queda en 1076,44 como máximo.

Ya parece que se va aclarando la cosa. Pero ¿qué documentación debes presentar junto con la solicitud del paro? En principio el DNI o NIE (también el de tus hijos si los tienes) que ya se sabe que vale para todo, el libro de familia o equivalente para extranjeros y un certificado de las empresas en las que hayas trabajado en los últimos 6 meses. Debería sobrar con eso, pero como ya se sabe que las cosas de palacio van despacio, te curarás en salud si llevas además tus últimas nóminas, contratos de trabajo o incluso carta de despido, si fuera el caso. Y ya está, fin de la historia. Si aún no te ha quedado claro o el tuyo es un caso aparte, aquí ya te dejamos por imposible, métete ahí y a ver qué encuentras. ¡Suerte amigo!

Imagen| Treball Generalitat de Catalunya

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...