Promoción interna en la empresa

Si quieres un ascenso en la empresa donde trabajas, necesitas un plan, la actitud adecuada y, por supuesto, las acciones correctas.

Cómo conseguir el ascenso que quieres

Sería seguro decir que probablemente has considerado la cuestión de cómo obtener un ascenso toda vez que aspiraste a un salario más alto, te diplomaste o superaste con creces los objetivos anuales que tu jefe te había impuesto y que, mas allá de merecerte un bono, te tientan a enfrentar desafíos más grandes.

Aunque a menudo se trata de meros deseos de obtener atajos para pasar al siguiente nivel y tener nuevas tareas para desarrollar porque tu trabajo habitual comienza a volverse rutinario y aburrido, existen algunos consejos que debes tener en cuenta e incorporar a tu plan de carrera para que las promociones lleguen incluso antes de lo esperado.

Una de las razones principales por las que la gente ignora estas prácticas se debe a que parecen ser a muy largo plazo o requerir demasiada constancia, algo que puede volverse insostenible si acaso tu jefe no es de los que notan rápidamente tu disposición y deseo de promoción. Pero no lo son en absoluto. No hay grandes esfuerzos ni acciones inéditas, no necesitas llevarte trabajo a casa ni jugar golf con tu jefe los fines de semana. Simplemente tienes que concentrarte en el plan, en la actitud y en la acción.


PLAN

  • ¿Dónde te encuentras y por qué estás allí?

Antes de preguntarte cómo conseguir un ascenso, tendrás que tener un punto de referencia. Pregúntate a ti mismo, ¿dónde estás ahora? ¿Y por qué estás ahí? ¿Hay algún punto fuerte que te ha traído aquí y que pueda servirte para aprovechar la promoción que viene? ¿Hay algún punto débil que realmente necesitas corregir antes? Estas preguntas, aunque simples, son estratégicas. Te permiten ver tus fortalezas y debilidades. Te obligan a acceder a lo que ha funcionado y a lo que debes trabajar para conseguir que te promuevan.

  • ¿Dónde quieres estar y cómo se llega allí?

Obviamente, se necesita tener un objetivo y un plan. Simplemente decir que deseas obtener un ascenso no es suficiente. Tienes que ser claro en tu posición siguiente. ¿Se trata de una promoción a un departamento o una rama diferente? Respóndete la pregunta a ti mismo.  Y ahora que lo has hecho, piensa: ¿cómo vas a conseguir la promoción? Desarrolla un plan para alcanzar dicho objetivo. Si tienes suerte, incluso puedes resolverlo con tu jefe inmediato. La mayoría de ellos no se implica demasiado en la promoción de sus subordinados, pero al menos te haces una idea de cuáles son las expectativas.

Fotografía: Arte y Fotografía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...