Profesiones con intrusismo

Continuando con el delicado y preocupante tema del intrusismo laboral, nos enfocaremos en las profesiones que cuentan con mayor cantidad de “profesionales falsos”.

Profesiones con intrusismo

En una publicación anterior, Intrusismo laboral ¿Qué es?, nos hemos adentrado en el intrusismo profesional. A grandes rasgos, recordamos que es un delito que se comete por personas que se manejan como ciertos “profesionales” sin poseer el titulo, académico u oficial, que avale haber cursado los estudios necesarios. Es decir, son falsos profesionales.

En esta ocasión, continuando con este importante tema que lamentablemente tiene buena presencia en las sociedades, nos enfocaremos en las profesiones que tienen mayor intrusismo profesional. De esta manera, podrán estar atentos cuando deban acudir a un profesional de los sectores que nombraremos y, en caso de desconfianza, averiguar más sobre los estudios que cursó.

Esto es muy importante porque en algunas profesiones con intrusismo lo que se pone en juego es la propia vida, nada tan preciado como eso. Consecuentemente, hay que tener ciertos recaudos. Veamos a continuación las profesiones con mayor cantidad de “profesionales falsos”.


Profesiones con mayor intrusismo

En el puesto uno aparecen las profesiones ligadas al ámbito sanitario. Médicos que no son médicos, masajistas que dicen ser fisioterapeutas, esteticistas que se hacen pasar por nutricionista y muchos ejemplos más.

Si deseamos hacer un pequeño listado de las profesiones sanitarias con mayor intrusismo profesional podemos citar a las siguientes:

Luego podemos nombrar a los psicólogos. Aquí se dan muchos casos de hipnotizadores que también se dedican a hacer terapia, sin estar preparado para ello.

Generalmente, en muchos centros privados en donde hay “profesionales falsos” trabajando, suele existir una especie de “cubierta”. Con esto nos referimos  a que en todos los papeles, documentos e incluso títulos que puede haber en el lugar sí pertenecen a un verdadero profesional, pero luego, quien trata directamente con los pacientes y/o clientes son personas que no cuentan con una adecuada formación.

En otras palabras, en este tipo de centros puede llegar a estar involucrado un profesional correctamente cualificado pero sólo figura como el responsable, dejando en manos de personas no cualificados el trabajo verdadero y directo.

Otro tema a destacar son los documentos falsos que algunos profesionales muestran al público. Son títulos que avalan haber cursado una profesión en un centro reconocido, pero realmente son falsos. Aquí se puede llegar a constatar con los respectivos colegios oficiales.

Por último, ante la inquietud educacional de algunos “profesionales”, os recomendamos indagar más sobre la supuesta formación y titulo que dice tener.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...