¿Por qué la gente soltera es la que trabaja los fines de semana?

Trabajadores casados y con hijos vs. trabajadores solteros…

El trabajador soltero: a cubrir suplencias, trabajar fines de semana o feriados

Un miembro del personal tiene hijos, el otro es soltero aunque es un gran deportista y tiene una vida social activa; algo que incluso le consta al jefe. ¿Quién recibe el trabajo de los fines de semana / feriados?

Si eres soltero parece no importar que tan grande e impostergable sea tu plan de fin de semana, si acaso eres el único sin hijos en la compañía, no tengas duda de que el trabajo extra recaerá en ti. Y es que siquiera parece importar si acaso juegas water-polo y tienes un campeonato. Si eres soltero, el empleador no querrá oír de ti que no puedes trabajar porque “tienes que ir a jugar water-polo”.

Ciertamente, no suena justo. Sin embargo, hay una razón de peso para que esta situación de injusticia recaiga sobre los solteros: Los empleados casados suelen tener hijos, al igual que los jefes, y el fin de semana / feriados, son los únicos días que tienen para disfrutar en familia. Y la familia lo es todo.

Así, parece fácil hacerse con el sentimiento de que, porque eres soltero y no tienes hijos, no tienes “tanto derecho a la vida” como alguien que está casado y tiene hijos. Esta noción queda bastante clara cuando cada fin de semana, cada feriado o cada suplencia, eres el único al que llaman.


No es exagerado decir que tener niños y cónyuges representa “beneficios” a ciertos empleados, mientras que los solteros languidecen durante las horas extras debido a que “no tienen mucho que ir a hacer a casa”.

Aunque pueda parecer que estamos exagerando, existe todo un movimiento de trabajadores activistas que están pidiendo el reconocimiento del “singlismo” y que se quiten los estereotipos y la estigmatización de las personas que no tienen pareja o hijos.

Los solteros han sido tácitamente degradados en el ámbito social, se dice de ellos que es triste comer solo en la mayoría de los restaurantes, pasearse por el mundo de las almas solitarias… y a nadie se le ocurre pensar que son felices así o que, si no lo son, al menos intentan cambiarlo y no hay por qué castigarlos.

Cada vez más, los solteros están fijando sus vistas sobre la discriminación en el lugar de trabajo. Se quejan de que no sólo los casados ​​con hijos tienen que tener ventajas de puntuación para los cambios principales, y que la maternidad y la paternidad son recompensas para la crianza de los hijos y beneficios del cónyuge que son intrínsecamente discriminatorios contra los solteros.

Están pidiendo a las empresas a introducir un “menú” más amplio de los beneficios para los empleados que no tienen hijos o cónyuges para compartir.

La idea sería crear equivalencias por los que ningún trabajador se vea privilegiado por encima de cualquier otro trabajador. No debería ser acerca de “¿Está usted casado?” O “¿Tienes hijos?”, sino por lo que está contribuyendo al lugar de trabajo.

La tendencia estadounidense de retrasar y, en algunos casos renunciar al matrimonio y los niños significa que los empleadores tienen que “salir de la caja de la familia tradicional” y empezar a considerar beneficios para otro tipo de hogares.

Fotografía: Astragony en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...