Modelo de informe de evaluación y desempeño laboral

En una empresa grande es difícil mantener el control y motivar al personal y lograr que desarrolle su ocupación de la manera deseada. Para ello existen los informes de desempeño laboral. A simple vista, parecen una manera de juzgar al empleado, categorizando punto por punto sus puntos fuertes y débiles. Pero en realidad esta herramienta es muy útil para todos: para el trabajador, para el empresario y para el conjunto de la empresa.

Modelo de evaluación de desempeño laboral

Todo empresario sabe que no basta con un buen proceso de selección para contratar al profesional idóneo, siempre preparado para lo que se le puede presentar. Para empezar, con el paso del tiempo salen los defectos que el candidato logró encubrir durante su contratación y en las primeras semanas de trabajo. Para seguir, la motivación y la voluntad de esfuerzo del empleado también pueden ir de capa caída con el paso de los meses. Y para terminar, puede que las labores a desarrollar en la empresa, o aquellas que debe llevar a cabo el trabajador, cambien o evolucionen con el tiempo.

En una empresa pequeña esto no es un gran problema, puesto que el jefe trabaja mano a mano con el empleado y hay una comunicación constante entre ambos. Lo que se debe cambiar y lo que se debe potenciar sale a la luz en el día a día. Sin embargo, en una compañía algo más grande se hace más difícil mantener el control, así como motivar al personal y lograr que desarrolle su ocupación de la manera deseada. Para ello existen los informes de desempeño laboral.

A simple vista, parecen una manera de juzgar al empleado, categorizando punto por punto sus puntos fuertes y débiles. Pero en realidad esta herramienta es muy útil para todos: para el trabajador, para el empresario y para el conjunto de la empresa. Los jefes saben qué es lo que debe potenciar o cambiar el empleado en el desarrollo de su trabajo, mientras que este obtiene no solo una evaluación de su desempeño, sino también una guía de lo que la empresa espera de él. La suma de ambas cosas hace que la empresa funcione mejor.

Una búsqueda simple en Google basta para dar con un buen modelo de evaluación de desempeño laboral. En el caso que os acabamos de enlazar, lo encontraréis en un enlace de la parte inferior de la página, en el apartado Documentación Suplementaria a la Ejecución de los Cursos. A partir de uno como este el empresario puede elaborar uno que se adapte a las especifidades de su compañía. Del mismo modo, puede encontrar en la red varios manuales para elaborar un modelo de informe de evaluación y desempeño laboral. Sin ir más lejos, en Rincón del Vago ofrecen uno.

Aunque requiere pensar muy bien qué se quiere evaluar y cómo, un informe de desempeño laboral siempre es una herramienta útil. Atrévete a elaborar uno para utilizarlo periódicamente en tu empresa, o prepárate por si llega el día en que te piden rellenarlo.

Foto: sergis blog en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...