Los patronos de las profesiones

Normalmente los profesionales bajo un Patrono sienten afinidad con el Santo, que les ayuda a sentirse representados y protegidos de manera individual y colectiva; así, como existen muchas profesiones y muchos santos que se relacionan por las historias compartidas o simplemente por la admiración que un grupo de personas ha sentido por un Santo, en ocasiones, estas elecciones difieren de un país a otro o de una cultura a otra.

profesionales protegidos

Las profesiones, así como los países, ciudades y personas, tienen Santos Patronos a quien encomendarse y pedirles que intercedan como oradores para solicitar un favor divino.

Así como existen personas que han recibido su nombre de pila del santoral del día que nacieron y a ellos encomiendan sus pedidos, hay profesiones que también gozan de la sagrada ayuda y cada uno de ellos tiene una historia que los vincula al grupo de trabajadores que protegen.

Estos Santos Patronos son típicos y representativos del cristianismo, especialmente en la Iglesia Católica y las Ortodoxas, dado que son estas Iglesias quienes creen con más firmeza en la intercesión de los distintos santos en favor de un grupo de personas con características afines.

Normalmente los profesionales bajo un Patrono sienten afinidad con el Santo, que les ayuda a sentirse representados y protegidos de manera individual y colectiva.

Trataremos de reseñar algunos de los santos patronos y la historia que los vincula a las profesiones más tradicionales.


Patrona de las sirvientas domésticas, Santa Lucía de Zita

Hija de una familia muy pobre y devota, debió trabajar como sirvienta desde los 12 años para mantener a su familia; pero también muy solidaria con pobres y abandonados, narra la historia que un día Zita dejó sus labores para salir en ayuda y un grupo de ángeles realizaron sus labores en la cocina para que no sea reprendida .Ese fue sólo uno de los milagros que poblaron su vida de servicio doméstico que duró 48 años con la misma familia.

Es por su oficio que se le ha elegido la Santa Patrona de las empleadas domésticas y amas de llave. Su santoral se celebra el 27 de abril.

cupertinoPatrono de los Estudiantes, José de Cupertino
Hijo de una familia muy pobre, su niñez y adolescencia estuvo plagada de rechazos y fracasos en el estudio, tal es así que a los 17 años pidió ser admitido de Franciscano, pero lo rechazaron; Luego de Capuchino pero lo expulsaron ocho meses después porque era muy distraído.

Tomado por inútil también por un familiar rico a quien acudió en busca de ayuda y trabajo, debió volver a su hogar materno, donde se le despreciaba por su torpeza; así, su madre convenció mediante ruegos a un pariente franciscano para que reciban al joven y le den una oportunidad.

Dentro de la orden franciscana, José perdió su torpeza y comenzó a ser admirado tanto por su destreza como por su amabilidad; sin embargo, su cuestión con los estudios no había cambiado: se ponía muy nervioso en los exámenes y no conseguía pasarlos.

Por su cercanía con las sensaciones que despierta a los estudiantes en los exámenes y por la simpatía que ha causado es que a José de Cupertino se le eligió como el Patrono de los estudiantes, nadie mejor que él para comprender los problemas de un estudiante y bregar por él.

El santoral es el 18 de septiembre porque es el día que murió, en 1663 a los 60 años de edad.

Patrono de los Bancos y Bancarios, San Mateo

Mateo era hijo de Alfeo, reconocido en el mundo por su grandiosa obra “El Evangelio según San Mateo”, un libro de apenas 50 páginas y 28 capítulos en el que se reseñan los sermones más famosos de Jesús.

Mateo era un recaudador de impuestos y ello le valió ser considerado el Patrono de los Bancarios. Su santoral se celebra el 21 de septiembre.

Patrono de los Hoteleros, Santa Marta

Marta vivía en Betania, cerca del Monte de Olivos a 4 kilómetros de Jerusalén y cuando Jesús, que en ese entonces vivía en Galilea, visitaba Jerusalén, acostumbraba a hospedarse en la casa de Marta y sus hermanos, María y Lázaro. Marta fue muy servicial y atenta con Jesús y ello le ha valido ser Patrona de los Hoteleros que acogen visitantes y les atienden procurando su bienestar.

Su santoral se celebra el 29 de julio porque fue la fecha en que, por primera vez, los franciscanos dedicaron una celebración litúrgica.

Patrono de los Joyeros, San Eloy

Eloy era hijo de Euquerio y Terrigia, un joven muy inteligente y hábil con sus manos que se dedicó en su juventud a aprender el oficio de platero y aprendió así a modelar la Plata. Tan bien lo hacía que su destreza no pasó desapercibida por el Rey Clotario II que le encomendó objetos reales y lo llevó a vivir al Palacio junto con su corte. Un hombre sincero y trabajador que compartía sus ganancias con los más necesitados y que fue ordenado sacerdote.

Adoptado por orfebres, plateros, joyeros metalúrgicos y herradores como Santo Patrono, su santoral se celebra el 1 de diciembre.

Patrono de los zapateros, San Crispín y San Crispiniano

Estos dos jóvenes se establecieron en roma donde aprendieron el oficio de zapateros, y tan bien lo hicieron que su trabajo era de excelente calidad. La gente rica pagaba cualquier precio por sus calzados, pero ellos también hacían zapatos para los pobres a quienes nada le cobraban.

Estos dos trabajadores usaban los momentos libres o, incluso, mientras vendían zapatos para hablar de Jesús con gran entusiasmo. Su santoral se celebra el 25 de octubre.

San RaimundoPatrono de los Abogados, Raimundo de Peñafort

Era hijo del noble castellano Peñafort y desde muy joven se había dedicado a los estudios filosóficos y jurídicos; ambos títulos logrados antes de los 30 años que le valieron para enseñar Filosofía en Barcelona y Jurisprudencia en Bolonia. Cuenta la historia que Raimundo era de perfil muy humilde y siempre rehusaba los honores que le daban por sus colaboraciones como sacerdote.

Es por su profesión relacionada a al Derecho que fue elegido como el Santo Patrono de los Abogados y su santoral se celebra el 7 de enero.

Existen muchas profesiones y muchos santos que se relacionan por las historias compartidas o simplemente por la admiración que un grupo de personas ha sentido por un Santo, en ocasiones, estas elecciones difieren de un país a otro o de una cultura a otra.

La verdad es que cada quien puede elegir su propio Santo a quien elevar las plegarias y que, por su intermediación, lleguen a Dios y ayuden a quien lo solicita.

Fuente: Catholic.net

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...