Las 25 profesiones que pueden existir en 2020

El auge de las nuevas tecnologías, la lucha contra el cambio climático o los avances médicos supondrán la creación de nuevas profesiones en los próximos cinco años.

25 profesiones que existirán en 2020

Ya hemos visto las 40 profesiones que tendrán más éxito en los próximos años. Sin embargo, aparecerán otras que también necesitarán una gran cantidad de trabajadores, primero porque se trata de profesiones nuevas, que ahora no existen y que rápidamente generarán una gran cantidad de empleos a escala mundial y segundo porque pertenecen a sectores al alza. Detrás de estas “nuevas profesiones” que surgirán en 2020 se esconden en muchos casos los avances en las nuevas tecnologías o en campos como la medicina y la agricultura, muchas veces ligados entre ellos como es el caso de las profesiones que surgirán a la estela de la nanotecnología.

Otro caso es la presencia cada vez más importante de estas nuevas tecnologías en nuestras vidas, que implicará la creación de profesiones asociadas a fenómenos como el crowdfunding o las monedas alternativas de las que tanto hemos oído hablar en los últimos tiempos. La lucha contra el cambio climático también generará profesiones, así como el desarrollo de los viajes espaciales, el boom de la formación a distancia o un desarrollo cada día mayor de las energías alternativas al petróleo.

1. Médico ingeniero

Uno de los campos que sufrirán un mayor desarrollo en los próximos años es el de la nanotecnología, que se podrá aplicar a la salud con todas las ventajas que esto implica. Por eso, harán falta, por una parte, médicos ingenieros que se ocupen de unas operaciones que hasta ahora son desconocidos, con unas técnicas cada día menos invasivas y más eficaces. Además, harán falta profesionales encargados de diseñar los órganos como riñones, pulmones, etc. que se utilizarán en estas operaciones. Sin lugar a dudas, esta será una de las profesiones más demandadas en las próximas décadas.

2. Consultor gerontológico

La evolución de la medicina y el progresivo envejecimiento de la población harán necesarios a los consultores gerontológicos, un profesional que se encargará de asesor a clientes de la tercera edad en temas de todo tipo. Además de cuidados médicos, ofrcerán sus consejos sobre el mantenimiento del hogar, el ejercicio físico, los transportes, las pensiones y gestiones bancarias, la alimentación que deben seguir, etc. Enfermeros y fisioterapeutas son dos de los perfiles llamados a cubrir esta futura profesión.

3. Inspector de cuarentena

Su misión será ocuparse de la atención y la coordinación de las emergencias en caso de pandemia, decidir y controlas las cuarentenas en los focos de infección; trabajando siempre en turnos muy cortos para evitar contagiarse. Necesitarán una formación en biomedicina y epidemiología, además de superar procesos de refuerzo psicológico para enfrentarse a situaciones de estrés. Además de controlar la pandemia, establecerán los protocolos de descontaminación y las zonas de evacuación de la población.

4. Especialista en crowdfunding

Seguro que más de una vez hemos oído hablar del crowdfunding, una especie de micromecenazgo en el que los propios consumidores son los que financian los proyectos a cambios de recompensas como ediciones exclusivas o limitadas en el caso de libros y CDs, productos de merchandashing, etc. Cada vez es más común que proyectos de todo tipo logran a través de esta vía el dinero necesario para funcionar, pero también hay muchos que se quedan en el camino. Aquí aparecen los especialistas en crowdfunding, que se encargarán del diseño de las campañas para recaudar fondos.

5. Especialista en monedas alternativas

Si el crowdfunding nos será cada día más familiar, lo mismo pasará con las monedas alternativas, las divisas digitales. El Bitcoin es la más conocida, y cada día más países empiezan a regularlo; así que poco a poco los inversores bursátiles o los especuladores en los mercados de futuros y commodities darán el salto a este mercado „alternativo” y se especializarán en estas monedas digitales.

6. Psicoterapeuta

Hasta ahora, nos hemos centrado en la importancia d ela salud físicap ara el empleo. Sin embargo, la situación está cambiando y la salud mental alcanzará el mismo grado de importancia que la física. En este escenario, los psicoterapeutas tendrán un papel clave para que los trabajadores aprendan a ser emocionalmente inteligentes. A priori, los profesionales más demandados serán los que se encarguen de las terapias de pareja o familiares.

7. Terapeuta digital

Ya hemos visto la importancia que tendrán los psicoterapeutas a la hora de tratarnos de problemas relacionados con las nuevas tecnologías, pero no serán los únicos profesionales que nos ayudarán a ello. Una función similar tendrán los terapeutas de desintoxicación digital, cuya principal ocupación será desenganchar de las nuevas tecnologías a todas las personas adictas a las redes sociales, tablets, etc.

8. Consejero de privacidad

Otro de los problemas que ha aparecido con el desarrollo de las redes sociales es el de la privacidad. Por una parte, está el espionaje online al que las empresas someten a sus trabajadores o potenciales empleados en los procesos de selección; por la otra nos encontramos con los fallos que pueden dejar nuestros datos personales y privados al descubierto y al alcance de cualquier persona que pueda utilizarlos con dudosas intenciones. Los consejeros de privacidad son los que se encargarán de proteger nuestra información en la web para evitar vulneraciones o casos de espionaje. También podrán borrar nuestro rastro digital.

9. Trabajador social de redes

Las nuevas generaciones han llegado de la mano de las nuevas tecnologías, y en los próximos años crecerán las primeras generaciones de nativos digitales. Las tablets, teléfonos inteligentes, gafas, etc. harán que no diferencien entre vida real y virtual. Aún así, permanecerán problemas como las adicciones o el espionaje, además de conductas desagradables como el ciberacoso, el sexting o el mobbing, así que los trabajadores sociales en redes deberán atender a quien los sufra. También se ocuparán de los trabajadores estresados por la importancia de la reputación digital en el trabajo.

10. Abogado digital

Aunque internet se ha convertido en un protagonista de nuestro día a día, no dejan de surgir conflictos en la red. Por eso, la demanda de abogados especializados en temas comerciales en internet no dejará de crecer, especialmente en lo referente al uso de la red, las descargas, el derecho a enlazar páginas o la invasión de la intimidad; además de las relaciones comerciales entre personas y empresas de diferentes partes del mundo. Por eso, los abogados digitales deberán estar al corriente de las leyes de cada país.

11. Entrenador de entrevistas por Skype

Todos sabemos que las entrevistas laborales son un factor determinante a la hora de conseguir un empleo. Poco a poco irán ganando terreno las entrevistas por Skype, así que surgirán expertos que se encargarán de preparar a los entrevistados para la cita. Cubrirán funciones de asesor de imagen –como vestir, la apariencia de los candidatos, la forma de actuar- además de otras como la forma de hablar.

12. Ayudante de networking

Muy similares a las de los anteriores serán las funciones de los ayudantes de networking. Estos profesionales deberán optimizar las relaciones virtuales de sus clientes, ya sean empresas, instituciones o particulares. Es uno de los campos con más desarrollo potencian en el futuro, así que en unos años no debería extrañarnos que sea una de las profesiones más demandadas.

13. Gestor de avatar docente

La educación virtual a distancia ya es una realidad, así que no habrá que esperar mucho para que se consolide cada vez más. Entonces serán necesarios los los gestores de los avatares docentes, unos profesionales que tendrán entre sus tareas la programación de la interfaz que conecte a los estudiantes con los profesores virtuales y las empresas que ofrecen empleos. De esta forma, los profesores se convertirán en unos orientadores que en lugar de enseñar una materia guiarán al alumno en el proceso de aprendizaje que el propio alumno diseñará según su vocación o la demanda del mundo laboral.

14. Formador de emprendedores

En los últimos años nos hemos cansado de oír que la mejor salida a apostar por el emprendimiento y crear nuestro propio negocio. Las previsiones dicen que en 2020 estos emprendedores, empresarios que apuestan por la innovación, tendrán cada vez más relevancia en los sectores tradicionales, así que alguien tendrá que formarlos. Entre los negocios que pueden destacar están los salones de belleza, cuidadores de mascotas o vendedores de coches de segunda mano, siempre que sepan ofrecer la solución más económica a las necesidades de cada consumidor.

15. Profesional en el manejo de bases de datos

Muchas empresas ya almacenan la información sobre sus clientes, mercados, usuarios, consumidores, productos, etc. en bases de datos, un fenómeno que no dejará de crecer. En el futuro, el reto al que se enfrentarán estas compañías es encontrar trabajadores capacitados para manejar estas bases de datos, administrarlas y orientarlas en la dirección que les permita sacar el mayor partido posible para su negocio. Entre los sectores que más necesitarán estos profesionales de las bases de datos están el del mercadeo y la investigación de mercados.

16. Agricultor vertical

El aumento de la población mundial y la necesidad de terrenos cultivables para alimentarnos nos llevará a buscar soluciones como la agricultura vertical, que dará paso a un nuevo profesional. Entre sus tareas están el riego por goteo de los huertos verticales, la revisión de los paneles solares que calientan los invernaderos, el cultivo o la cosecha de unos productos que serán de de kilómetro cero, reduciendo así la huella de carbono y los intermediarios. Estos huertos verticales estarán en edificios e invernaderos que actuarán como grandes invernaderos en altura, sector en el que España es puntero.

17. Agricultor de proximidad

Una de las claves en la lucha contra el cambio climático será reducir la huella de carbono que tienen muchos de los alimentos que consumimos, y las frutas y hortalizas son los productos donde estos es más fácil de aplicar. Surgirán unos agricultores que se encargarán de producir alimentos para sus vecinos, productos ecológicos de una gran calidad y con un sabor y una frescura mucho mayores que se consumirán en las grandes ciudades. Los huertos se situarán en el entorno de estas urbes o incluso en espacios adaptados para ello en su interior.

18. Científico alimentario

Ya hemos visto que las necesidades de una producción constante de alimentos nos llevarán a cultivar huertos verticales, pero la ciencia también jugará un papel muy importante en el desarrollo de la agricultura y la ganadería. Se utilizarán biotecnólogos, microbiólogos, químicos, nutricinostas y expertos en genética o en cualquier otro campo que pueda aportar sus conocimientos al desarrollo de los alimentos para las personas o del pienso para los animales.

Una versión de científico alimentario serán los biohackers, ya sean procedentes del activismo o auspiciados por farmacéuticas, empresas de transgénicos o gobiernos. Serán capaces de alterar el ADN de las plantas o animales para hacerlos más fuertes o mejorar las cosechas. También crearán virus benéficos, aunque también tienen un lado negativo: podrán utilizar su conocimiento para perjudicar las cosechas.

19. Meteopolicía

Los avances tecnológicos permitirán el desarrollo de armas y mecanismos capaces de alterar fenómenos meteorológicos como las lluvias, algo que los especuladores aprovecharán para perjudicar cosechas de alimentos básicos como el café, los cereales o el cacao y provocar grandes subidas de precios. Aquí entran en acción los meteopolicías, que se encargarán de perseguir estas actividades a través de los datos que ofrezcan drones y sensores. Es una salida más para estudiantes de Geofísica o Meteorología.

20. Constructor de coches alternativos

Los coches eléctricos e híbridos solo son el primer paso en la búsqueda del transporte sostenible, así que se necesitarán mecánicos e ingenieros capaces de desarrollar y construir coches que utilicen materiales y combustibles alternativos como el carbono. Trabajarán tanto en los departamentos de I+D+i de los constructores automovilístico que todos conocemos como en las start-ups que surgirán alrededor de la industria del automóvil.

21. Transportista espacial

Ya empiezan a aparecer ofertas para viajar al espacio, aunque a precios desorbitados. Sin embargo, en los próximos años los viajes espaciales serán cada vez más baratos, lo que supondrá un boom del turismo espacial que necesitará transportistas. Su desarrollo implicará la necesidad de pilotos que se encarguen de llevar y traer a los pasajeros del espacio, transportistas que lleven víveres y suministros a la estación espacial, pilotos, guías turísticos, arquitectos espaciales, etc.

22. Arquitecto de realidad aumentada

Durante siglos, el ser humano se ha desarrollado gracias al crecimiento de unas ciudades cada vez más grandes. Ahora, este proceso se repite en el entorno virtual pero a mucha más velocidad, por lo que muy pronto necesitaremos unos arquitectos de realidad aumentada que se ocupen de ampliar el espacio virtual a través de entornos en los que se simule el interior de una célula o el choque de partículas elementales. De hecho, algunas universidades ya han empezado a ofrecer carreras relacionadas con la realidad aumentada.

23. Técnico de mantenimiento de impresoras 3D

Cada día estamos más cerca del tener una impresora tridimensional en casa o en el trabajo. Nadie duda que poder imprimir en 3D será un gran avance en campos tan diversos como la medicina o la arquitectura, pero las impresoras en 3D también necesitarán unos expertos que se ocupen de su mantenimiento y de repararlas cuando funcionen mal o dejen de hacerlo.

24. Diseñador de sueños

Día a día vemos como las tecnologías virtuales se desarrollan cada vez más, hasta llegar a puntos insospechados hace unos años. Así que, ¿por qué no llegaremos al punto de poder diseñar nuestros sueños? De este modo, igual que diseñamos nuestras excursiones por la montaña o nuestros viajes en vacaciones, acudiremos a un profesional que se encargará de diseñar nuestros sueños según lo que le pidamos.

25. Holografista

Los avances tecnológicos también se reflejarán en el sector del entretenimiento, y tendrán en la holografía su mejor exponente. Los holografistas se encargarán de crear animaciones y espectáculos a partir de objetos o escenarios en tres dimensiones a partir de hologramas gracias a la técnica del láser.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...