La vida del deportista de élite

La vida del deportista de elite ¿es un lujo o un duro sacrificio? Aquí nos adentramos a distintas facetas de la vida de los deportistas profesionales que, al contrario del imaginario social, no son solamente gloria. Ellos combinan éxitos con grandes sacrificios y privaciones.

La vida del deportista de élite

Los deportistas de elite son deportistas profesionales que se imponen en la sociedad como grandes iconos sociales. Ejemplo de ellos son Fernando Alonso, Rafa Nadal, Jorge Lorenzo, Leo Messi, Tiger Woods y Roger Federer, entre muchos otros.

Son deportistas modelos que alimentan las ilusiones y entusiasmos de muchos jóvenes y adultos, dado que representan lo que ellos mismos quieren ser. Por esto mismo, es que además de ser deportistas de elite son modelos y también marcas. Esto se da porque las empresas, haciéndose eco de lo que generan, los utilizan como su imagen para llegar a influir en las tendencias y en los consumos de las personas.

Pero no todo es gloria en la vida de los deportistas de elite. En el imaginario social ellos son personas muy reconocidas que pueden conseguir todo lo que quieren y que tienen la felicidad asegurada. Sin embargo, esto no es así.


Primero, los deportistas de elite se someten a normas muy estrictas de conducta. Deben entrenarse todo el tiempo, comer adecuadamente, descansar y, en muchas oportunidades, deben estar lejos de sus familias y amigos, dado que son contratados por clubes de otros países.

Al respecto, Ferrán Martínez, un reconocido jugador de baloncesto español que ha jugado en importantes clubes como el F.C. Barcelona, el Joventut y el Panathinaikos de Atenas, y que también ha jugado con la selección española, menciona lo siguiente: “He vivido intensamente y grandes experiencias internacionales y he conocido países, culturas y personas muy interesantes. Pero mientras competía en el F.C. Barcelona, en el Joventut, en el Panathinaikos o en la selección española, no perdía de vista que el deportista profesional tiene una vida especial, con grandes renuncias y sacrificios cuando eres joven, sin vacaciones ni navidades, y además muy corta, ya que a partir de los 32 años aparece el fantasma de la “jubilación”, si es que has tenido suerte”.

Una gran verdad ¿no?. Tengan presente que estos deportistas de elite, y también deportistas que apuestan por jugar en el extranjero, deben renunciar a muchas cosas, y ni hablar si tienen familia e hijos. Es una faceta difícil en donde los demás integrantes se deben amoldar a la vida del deportista o bien permanecer distanciados por un tiempo, con todo lo que ello implica.

Continuando con las palabras de Ferrán Martínez, los deportistas de elite tienen una doble vida en donde es muy importante saber administrar el dinero que se recibe en la “vida de deportista”, dado que luego hay que seguir viviendo. Y es preciso remarcar que la “vida de deportista” se termina, no es eterna, y el fin de esta no tiene fecha precisa, ya que por una lesión inesperada puede ser que esta vida concluya muy temprano.

Por esto último es que es muy importante tratar de seguir estudiando.

Vosotros ¿Qué pensáis de la vida de estos grandes deportistas? ¿Quisierais ser como ellos o no?

Fuente: Ferranmartinez

Foto: Rafa Nadal por Luis@ngel en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 2,00 de 5)
2 5 1
Loading ... Loading ...