Éxito profesional: Cómo alcanzarlo

Afortunadamente para quienes creen no tener “suerte” en la vida o que el “éxito” no suele acompañarlos, existen copiosas investigaciones que demuestran que los factores del éxito no son solamente causados por lo que las personas son sino por lo que las personas hacen.

El problema de identificación y diferenciación es que las personas exitosas son inconscientes de las cosas que hacen en su camino al éxito y, a menudo, quienes intentan emularlos en su eficacia para alcanzar y superar sus propias metas, se quedan en la respuesta ordinaria de que para los exitosos todo es más fácil pues tienen talentos innatos.

Pero en el presente artículo identificaremos algunas de las cosas que la gente con éxito hace de forma diferente y que no son difíciles de imitar si lo que quieres es que la buenaventura laboral / profesional te acompañe.

Ser específico.

Cuando uno se fija una meta, tratar de ser lo más específico posible. “Perder 5 libras” es un objetivo mejor que “perder algo de peso” porque te da una idea clara de lo que consideras el éxito. Saber exactamente lo que quieres lograr te mantiene motivado hasta llegar allí.


Además, es necesario pensar en las acciones específicas que se deben tomar para alcanzar la meta. En el ejemplo anterior, sólo prometer “comer menos” es demasiado vago; es necesario ser claro y preciso. Tu plan de acción de debe dejar lugar a dudas sobre lo que tienes que hacer, y si realmente has hecho.

Aprovecha el momento para actuar en tus metas.

Habida cuenta de lo ocupado que la mayoría de nosotros está siempre, no es de extrañar que habitualmente se pierda la oportunidad de actuar en un objetivo. ¿De verdad no tienes tiempo para trabajar en tus metas hoy?

Otra vez, la necesidad de planificar con anticipación te acercará a la oportunidad de trabajar en tus metas, pero debes ser específico en los momentos que programas para tal fin, por ejemplo: “los lunes, miércoles y viernes dedicaré 30 minutos a mis metas, antes de empezar con las tareas habituales”. Los estudios demuestran que este tipo de planificación le ayudará a tu cerebro a detectar y aprovechar la oportunidad cuando surge, lo que aumenta tus posibilidades de éxito en aproximadamente un 300%.

Saber exactamente cuánto te queda por recorrer.

El logro de cualquier objetivo también requiere de un monitoreo regular, mismo que debe ser honesto y medible. Si no puedes hacerlo tú mismo porque no eres suficientemente objetivo con tus progresos, puedes pedir ayuda de alguien más.

Si no sabes lo bien que estás haciendo las cosas, no puedes ajustar tu comportamiento o tus estrategias en consecuencia. Revisa tu progreso con frecuencia, dependiendo de la meta.

Fotografía: Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...