Está bien no ser ambicioso

No todos los profesionales persiguen su consagración y desean alcanzar su máximo desarrollo. Algunos se conforman con menos.

Disfrutar de una zona de confort y detener la ambición por escalar en tu carrera profesional

Cuando nos referimos al profesional que se incorpora a las filas de una gran empresa y empieza a “hacer carrera” dentro de ella, hablamos de un profesional ambicioso que quiere ascender en posiciones y llegar hasta posiciones de mando, puestos gerenciales donde decidir políticas, esgrimir estrategias y balancear la persecución de objetivos con las políticas y cultura empresarial.

Este perfil ambicioso también se presenta en profesionales independientes que, por cuenta propia, hacen su carrera como autónomos y se plantean logros ambiciosos en el mediano y largo plazo que normalmente son acordes a su profesión.

Sin embargo, ni ser un profesional en relación de dependencia en una organización de dimensiones ni ser un autónomo buscando su lugar en el mercado requieren que la ambición sea tu combustible. De hecho, puede que ni siquiera te interese avanzar, alcanzar más metas, superar niveles y que estés muy feliz con lo que tienes en tu carrera profesional.

La gente que mantiene durante años su trabajo, idéntico y pulcro -sin innovaciones- es admirable, aunque a los ojos ambiciosos resulte un estancamiento innecesario, lo cierto es que estos trabajadores logran especializarse como nadie en lo que hacen y desarrollan al máximo sus habilidades (pocas pero buenas) para mantenerse en el puesto / empresa en que se desempeñan.

Después de todo, lo que hace a un buen profesional es la experiencia laboral y, muchas veces, ella se adquiere con años de acumulación y repetición.


Otros, hacen su carrera profesional con los ascensos que necesitan para sentirse bien, alcanzando una zona de confort que quieren disfrutar durante un tiempo; razón por la cual dan un paso al costado y se quedan muy contentos con el trabajo conseguido. Quizás por un tiempo, hasta conocer bien el oficio y luego tener nuevas ambiciones.

Si eres uno de estos trabajadores, que quieren desarrollar habilidades y mejorarlas en cada escalón de su ascenso profesional, aquí tienes algunas ideas de cómo ser mejor en el puesto que tienes:

  • Lee libros que ayuden a mejorar tu conocimiento sobre los productos y servicios.
  • Toma clases de las materias relacionadas a tu profesión / oficio.
  • Aprende de los mejores, pregunta a otros que han hecho el trabajo que estás haciendo hoy.
  • Buscar nuevas formas de resolver viejos problemas (ahorradores de tiempo, esfuerzo o dinero).
  • Inventar algo. Mira a los agricultores, una industria con un montón de nuevos inventos cada año.
  • ¿Se pueden automatizar cosas?
  • Pide enseñar a otros, eso te dará una nueva visión.
  • Busca maneras de ayudar a otros a mejorar.
  • Divertirte y hacer que sus compañeros de trabajo tengan una sonrisa, también.

Fotografía: Natural Step Online en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...