Empleados domésticos, cotizando y con contrato

A menudo infravaloradas pese a su dificultad, las labores domésticas dan de comer a unas 700.000 personas en España. Sin embargo, se calcula que solo unas 300.000 cotizan a la Seguridad Social. Para poner fin a esta situación, el Gobierno aprobó el pasado mes de junio una enmienda que les da derecho a cotizar desde la primera hora de trabajo y con contrato. Repasamos este cambio y la situación del sector en el mundo.

¿Sabías que la canguro también es una empleada doméstica?

A menudo infravaloradas pese a su dificultad, las labores domésticas dan de comer a unas 700.000 personas en España. Sin embargo, se calcula que solo unas 300.000 cotizan a la Seguridad Social. De todas estas, y según datos del 2010, el 65%  son extranjeros, tres cuartas partes de los cuales cotizan en el Régimen General. Probablemente aquellos que trabajan bajo el amparo de una empresa. Un 17,67% lo hace como Autónomo, mientras que el resto de trabajadores se dividen en otras categorías. Y aunque hemos optado por el masculino genérico para referirnos al sector, la Organización Internacional del Trabajo (ILO, en sus siglas en inglés) calcula que el 90% de los empleados domésticos son mujeres.

El Ministerio de Trabajo e Imingración considera empleados del hogar a todas aquellas personas que «se dediquen a servicios exclusivamente domésticos para uno o varios titulares del hogar familiar, siempre que estos servicios sean prestados en la casa que habite el titular del hogar familiar y que perciban un sueldo o remuneración de cualquier clase». De este modo, ello incluye no solo a quienes realizan labores de limpieza o cocina, sino también a quienes lleva a cabo trabajos de guardería, jardinería o conducción de vehículos, entre otros.

Durante años los empleados del hogar han estado exigiendo una regulación en su trabajo. Y es que, como hemos visto al principio, menos de la mitad cotiza a la Seguridad Social y tiene los mismos derechos que el resto de trabajadores. En respuesta a sus inquietudes, el Grupo Socialista del congreso introdujo el pasado mes de junio una enmienda a la reforma de las pensiones que contemplaba cambios en el régimen de contratación de los empleados del hogar. En su día os detallamos estas modificaciones en QTrabajo, pero hoy las repasamos a grandes rasgos para quienes deseen beneficiarse de ellas. No obstante, recordamos que no entrarán en vigor hasta el 1 de enero de 2012.

  • Hasta el momento solo cotizaban aquellos trabajadores del hogar cuya jornada superaba las 80 horas mensuales. Ahora todos ellos lo harán desde la primera hora de trabajo.
  • El empleador deberá realizar un contrato a su empleado, en el que tendrá que constar el número de horas de trabajo semanales, el salario y el salario en especie, en caso de que el trabajador deba dormir o comer en su puesto de trabajo. También un número de cuenta bancaria para poder domiciliar la cotización. En ese sentido, se establece una escala tarifada de 15 tramos de cotización en función de los salarios. Las cuotas van desde los 19,84 euros al mes por 20 horas semanales hasta los 164,60 euros que cuesta tener a un trabajador a jornada completa.

A pesar de los cambios introducidos en la legislación española, aún queda mucho camino por recorrer en la regulación de los empleados del hogar en los países desarrollados del mundo. Como consecuencia, y según la National Domestic Workers Alliance (NDKWA) norteamericana, una cuarta parte de las 200.000 canguros que trabajan en el estado de Nueva York viven bajo el umbral de la pobreza. A escala planetaria, se calcula que entre 50 y 100 millones de personas trabajan realizando labores domésticas. Suficiente como para cuidar de ellas con esmero.

Foto: ella and nanny coral (…) por philcampbell en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...