Cuando compartir información sensible con tu equipo

Ser el jefe significa que a menudo tienes acceso a información que tu equipo de trabajo no tiene.

Como jefe, tú puedes enterarte de que un importante cliente no está contento con el servicio que está recibiendo de tu equipo, o que los principales líderes están considerando la externalización del trabajo de tu equipo por reducciones presupuestarias. En estos momentos, es fácil sentirse atrapado entre tus jefes y las personas que gestionas y la dinámica de grupo se puede alterar.

Entonces, es momento de preguntarte: ¿Compartes la información con tu equipo? ¿O acaso intentas proteger a tus empleados de la información y la desmotivación que la misma podría provocarles? Cualquiera que sea la noticia, solo tú puedes decidir si dar o no la noticia, cuándo y cómo decirle a tu equipo.

Por supuesto, hay ocasiones en las que no se permite compartir la noticia. Tal es el caso de, por ejemplo, que la empresa ha sido adquirida pero el acuerdo no ha terminado, o alguien en su equipo se retiró.

Pero hay toda una serie de casos en los que te corresponde decidir. En esos momentos, es muy probable que sientas la presión de un lado y/o de otro pues “son muy pocas las personas no quieren saber la noticia, aunque sea mala“, dice Michael Useem, la William and Jacalyn Egan Profesor de Gestión en la Wharton School y autor de “Cuatro Lecciones de Liderazgo Adaptativo.”



Pero es importante evaluar cada situación individualmente y recordar que no es tu trabajo mimar a los empleados. “No somos sus padres, somos sus jefes”, dice Linda Hill, el profesor Wallace Brett Donham de Administración de Empresas en Harvard Business School y coautor de ser el jefe: Los 3 Imperativos para convertirse en un gran líder. Decir o no, depende de la situación, pero estas guías pueden ayudarte a tomar la decisión.

Parte de la decisión depende de las características personales del jefe, pues cuando se trata de la intimidad, todos tenemos un diferente: algunos tienden a se callados y otros parecen un libro abierto. En el rol de jefe, ninguno de los dos extremos es ideal.

“Si eres es demasiado privado y las personas no están recibiendo la información que necesitan para hacer su trabajo, tiene que superarte”, dice Hill. Pero si usted está siendo demasiado transparente – divulgar demasiada información – puedes salir como poco profesional.

Fotografía:  Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...