Cómo ser el mejor empleado

Ser un buen empleado puede ser la carta que necesitamos para que nuestro empleo no corra riesgo y poder mantener este puesto que tanto nos gusta.

Cómo ser un buen empleado

En épocas de crisis en que perder el empleo está muy cerca de cualquiera y los esfuerzos nunca son suficientes para escapar del ojo de la tormenta, ser el mejor empleado puede ser la clave para salir de -o nunca caer en- la lista negra de la empresa.

En algunas empresas la rotación de personal es alta, equivocadamente se cree que sucede porque se buscan trabajadores jóvenes, para pagar sueldos más bajos, pero en ocasiones tiene que ver con la calidad del trabajo que no es suficiente como para permanecer a lo largo de los años.

También existen algunos casos de trabajadores que llevan más de 10 años en diferentes puestos, en franco ascenso, siempre un colaborador de confianza para su jefe directo y también confiable para el grupo de trabajo. Tú tienes que intentar ser de este grupo y no del primero.


Las claves para perdurar en un puesto de trabajo, sobre todo si el mismo nos gusta y lo queremos conservar, son la lealtad y la honestidad hacia la empresa y sus principios; estar comprometido con sus objetivos sin necesidad de rasgarse las vestiduras por la misma.

Realmente, ser un buen empleado es fácil, casi basta con ser dedicado, saber solucionar los problemas y aportar ideas para mejorar algunos controles.

Cuando un trabajador se involucra con su trabajo y con la empresa, cuando acaba sus tareas y si aún está dentro de su horario, se permite ayudar a sus compañeros en lugar de descansar o retirarse antes, en pos del logro de metas conjuntas.

La puntualidad y la optimización del tiempo de trabajo son constantes en un buen empleado que no necesita llegar antes e irse después si cumple con sus funciones de manera eficiente.

Un buen empleado, además, cuidará su espacio de trabajo y las herramientas que necesita para su labor diaria, se presenta vestido de manera adecuada, es amable y respetuoso con jefes y compañeros sin necesidad de coincidir en cotilleos laborales.

Es importante recalcar que, para ser un buen empleado no es necesario pasar por sobre los demás compañeros de trabajo, el objetivo no debe ser llegar a ser el favorito del jefe sino quien le resulta más útil, cosa que se logra con trabajo duro y habilidades profesionales.

La inconveniencia de destacarse por sobre los demás en perjuicio de estos es que en este camino se ganan muchos enemigos con quienes se comparte el día a día laboral y el clima de trabajo se vuelve tenso, desfavoreciendo a todos por igual.

Para ser un buen trabajador es necesario ser discreto, buen compañero, con carácter de un líder, bien capacitado, ordenado en el trabajo diario y organizado en el perfil profesional; buen planificador y metódico de tal manera que la productividad esté en el máximo nivel posible.

Equilibrar el tiempo que dedicamos a los correos electrónicos, la vida social en internet, aunque sean herramientas de comunicación, saber delegar tareas en las personas correctas, saber decir que No cuando has alcanzado el límite de tus posibilidades, evitar llevar problemas a tu jefe si puedes resolverlos por tí mismo.

Fuente: La Prensa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...