Oposiciones: los tres grupos de funcionarios

¿En qué se diferencian los diferentes subgrupos de funcionarios? Analizamos qué se necesita para acceder a los cuerpos A1, A2, B, C1 y C2 y las funciones de cada uno de ellos.

Business worker signing the contract to conclude a deal

Siempre que os hablamos de oposiciones o de bolsas de empleo y nos vamos a las basas de cada convocatoria nos encontramos en la misma situación: los puestos se dividen entre los grupos de funcionarios A; B y C. Es más, los cuerpos de funcionarios A y C incluyen otros dos (A1, A2, C1 y C2), de ahí que mucha gente se pregunte por el significad de estas letras. La formación exigida marca la diferencia entre una y otra categoría, aunque encontramos alguna diferencia más, por ejemplo en las funciones que desempeñará cada tipo de funcionario.

Funcionarios del grupo A

Podríamos decir que son la élite de los funcionarios, ya que son los que necesitan una titulación más elevada para acceder a las vacantes en juego. Suelen ser trabajadores con titulación universitaria, ya sea de grado o licenciatura; pero también doctorados, ingenieros o arquitectos. Según el tipo de funciones que desempeñan tenemos el cuerpo de funcionarios A1, dedicados a trabajos de gestión, ejecución, control o inspección, y el grupo A2, que se encarga de las funciones administrativas de nivel superior excepto las específicas de los técnicos superiores.

Funcionarios del grupo B

Si las funciones administrativas específicas de técnico superior son las únicas de las que no se ocupan los funcionarios del grupo A2 es porque estas son responsabilidad de los del grupo B. Para acceder a esta categoría es imprescindible contar con un título de técnico superior, y además de las funciones administrativas también se ocupan de las de ejecución y gestión.

Funcionarios del grupo C

Acabamos en el tercer grupo, que a su vez está dividido en dos cuerpos de funcionarios, el C1 y el C2, aunque son unas funciones prácticamente idénticas: seguimiento, registro, comprobación, incorporación de datos, contabilidad y atención al público. La principal diferencia entre ambos está en los requisitos de acceso, ya que para conseguir una plaza en el grupo C2 basta con tener la ESO o el Graduado Escolar, mientras que los candidatos al C1 deberán acreditar el título de bachillerato o técnico.

Más allá de estos tres grupos existen los subalternos, definidos como “otras agrupaciones profesionales” según el Estatuto Básico del Empleado Público, que se encargan de labores de porteo, vigilancia y custodia o limpieza. La única forma de acceder a estas plazas es a través de una oposición, y una vez dentro puedes ascender de grupo a través de la promoción interna. Junto a la antigüedad, estas oposiciones internas son la mejor forma de escalar posiciones y, de paso, mejorar la nómina a final de mes.

Vía: Infoempleo

Foto: © pressmaster

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...