Vivir con los abuelos

Pregúntale a cualquier chico la regla de los abuelos. Son conocidos mundialmente por ser grandes compañeros y darles a sus nietos un trato especial y mucho cariño. Algunos niños viven lejos de sus abuelos y se mantienen en contacto por teléfono, mail y cartas. Otros, en cambio viven mas cerca y los visitan frecuentemente y hay otros que viven con ellos. A veces las familias viven en las casas de los abuelos y otras veces los abuelos se van a vivir con las familias. Quizás que la abuela se haya ido a vivir con sus hijos porque tenía problemas viviendo sola o quizás que los abuelos cuidan a los chicos en lugar de que lo hagan sus padres. Ser abuelo implica un gran trabajo peor por suerte tienen mucha experiencia. Ya que han criado a tus padres cuando ellos eran niños y han sido la cabeza de la familia desde los inicios y son conocidos por su gran sabiduría. Cuando un abuelo se muda a tu casa Todo cambio es difícil y hay que adaptarse. Entonces por mas de que amen a sus abuelos puede ser duro cuando se mudan a su casa. Va a necesitar un cuarto para dormir y van a tener que aprender a compartir la televisión y el baño. Tratar de ser cariñoso y paciente porque le puede costar adaptarse a una casa que no es la suya.

Luego del periodo de adaptación, va a parecer divertido compartir la casa con alguien mas y tener alguien con quien pasar el tiempo. Los abuelos generalmente cuentan lindas historias de cuando eran pequeños.

Si el abuelo necesita ayuda se le puede dar una mano y el puede ayudar a jugar un juego o hacer un snack para el colegio. Si el abuelo está enfermo y necesita cuidado extra, sus padres contrataran una enfermera que se ocupara de él. Como van a ser mas en la casa los chicos pueden sentirse dejados de lado la hora de tomar decisiones o bien pueden sentir que necesitan mas atención de sus padres. Pueden pedirles que se tomen un tiempo especial para estar con los hijos. Los padres estarán orgullosos si los hijos ayudan con los quehaceres del hogar. Cuando te mudas a la casa de tus abuelos

Unos pocos niños viven en la casa de sus abuelos que los cuidan en lugar de sus padres. Por lo general estas son relaciones de amor peor puede ser desafiante tanto para los niños como para los abuelos. Los chicos que viven con sus abuelos pueden extrañar a sus padres y pueden desear vivir con ellos. Para los abuelos les puede resultar difícil hacerse cargo de un niño.

La solución suele ser que ambos trabajen en conjunto. El nieto puede colaborar estudiando en el colegio, no metiéndose en problemas y ayudando en la casa. El abuelo, por otro lado, puedo ayudar intentando entender como es ser un niño hoy en día .Respetándose y amándose el uno al otro puede ser la clave para que estén los dos felices.


Una última cosa: hay que agendar el tercer domingo de agosto en la agenda. Ya que es el día del abuelo.

Si los nietos despiertan en los abuelos un instinto paternal casi extinto y los hace rejuvenecer, estos a su vez, son una fuente de experiencias y conocimientos de un tiempo pasado, que al niño casi resulta leyenda. Los padres pueden encontrar un poco de ayuda a la hora de cuidar y educar a sus hijos, y ¿quienes mejor y de más confianza que aquellos que han criado y educado a uno?

A pesar de las ventajas, puede haber momentos que resulten difíciles y en los que la convivencia puede resultar complicada. Los mayores están acostumbrados a una independencia que pierden, por lo menos en parte, al tener que vivir en la casa de sus hijos. Esta mudanza conlleva la adaptación a unas normas que en ocasiones pueden resultar incómodas. La paciencia ante esta forma de vida, también suele variar dependiendo si los abuelos son padres o suegros.

Nietos que rejuvenecen

El cariño que nietos y abuelos se profesan es muy especial. Los mayores ven al pequeño como algo propio, como fruto de su descendencia, aportándole nuevas sensaciones y satisfacción. Los abuelos recuperan ese niño que llevan dentro y no extraña verlos arrastrándose por el suelo detrás de los pequeños, saltando con ellos por el parque o poniendo voces para contarles historias.

Muchos son los padres que se quejan: conmigo no jugabas tanto, la disponibilidad de tiempo libre, hace que jugar con los pequeños sea uno de sus pasatiempos favoritos. En ocasiones, la relación es tan intensamente agradable para ambos que los padres de los niños se plantean: ¿Quién se lo pasa mejor? Al hacerse los niños más mayores, y ser más difícil seguir su ritmo físico, el abuelo pasa de ser un compañero de juegos a una referencia rica en vivencias, que en ocasiones puede hacer de puente entre padres e hijos.

Los abuelos y los padres

En una familia donde tanto el padre como la madre trabajan, la guardería o el colegio, se convierten en la única solución para que cuiden a sus hijos. En el caso de vivir con los abuelos, estos se convierten en una alternativa. Además de cuidarlos con cariño y responsabilidad, también pueden compartir sus juegos o ayudarles con sus deberes.

Si los abuelos son muy mayores o no se sienten capacitados para hacerse cargo de los niños, siempre podrán aportar su granito de arena, yéndolos a buscar al colegio, dándoles la comida o simplemente cariño. Para los mayores, compartir las tareas de los pequeños, lejos de ser una tarea pesada, es una doble fuente de satisfacción. Por una parte disfrutan del tiempo que pasan con sus nietos, riendo, jugando o hablando, y por otro lado, sintiéndose útiles.

Aunque la convivencia sea grata, muchos mayores sienten su presencia como una carga para sus hijos, el contribuir a su cuidado, les hace sentir menos culpables, aportando un poco de sosiego a la vida de la pareja.

Abuelos, nietos y educación
Aunque los abuelos no estén al día sobre vídeojuegos, pueden aportar a los niños otras formas de entretenimiento. Después de tantos años de experiencias y anécdotas, los pequeños se quedan hipnotizados por sus aventuras de otros tiempos. Les cuentan cómo eran sus padres de pequeños y a través de estas historias, los nietos además de satisfacer curiosidades, comprenden algo tan básico pero tan difícil de explicar como el significado mismo de la vida.

Muchos son también los abuelos que ayudan a los niños en los deberes escolares, sobre todo al principio. Incluso con esa increíble facilidad que tienen para contar historias, los pequeños obtienen valiosos conocimientos y valores. En muchas ocasiones, el futuro profesional o la hora de elegir estudios, se ve influenciada por las aficiones o actividades que inculcaron a los niños sus mayores, entre ellos sus abuelos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...