Un mundo de modelos

Estereotipos fijados para mujeres, que obligan a ser como la sociedad dice que debemos ser. Sin embargo, lentamente, las publicidades y campañas publicitarias están comenzando a tomar conciencia y a instaurar cánones de belleza más reales, justos y saludables.

A.N.D.Y. en www.flickr.com

A.N.D.Y. en www.flickr.com

Al parecer la imagen de la mujer esta empezando, muy de a poco, a cambiar. Algunas publicidades están empezando a ser más objetivas, más realistas, ha denunciar una imagen de la mujer que no existe, irreal, problemática, controversial y muy dañina. Las mujeres hemos sido forzadas desde hace años a ser lo que la sociedad quiere que seamos: madres, esposas, trabajadoras, bellas, flacas, altas, rubias,… alguna vez nos impusieron ser inteligentes? … creo que no, eso sería para esta sociedad machista que nos impone conceptos de lo que debemos ser. Lo peor y más terrible de todo es muchas seguimos estos estereotipos o tratamos de seguirlos.

Al salir a la calle, al mirar televisión, al ir a comprar ropa, en todo momento la figura ideal ya no es la del 90-60-90, sino muchísimo menos. Hay un desprestigio por las formas, por las curvas. Hoy las mujeres deben ser hiperflacas. La presión social se hace sentir a cada paso. Ninguna mujer puede alcanzar el éxito si no es flaca, alta, rubia, con un pelo perfecto, madraza, trabajadora, buena esposa y miles de etcéteras más. Por suerte, esto ha empezado a cambiar. Campañas publicitarias como las de DOVE, que implementa el concepto de la belleza real, a través de mujeres reales, como vos, como yo. Mujeres con kilos de más. Con pecas. Morochas. Altas. Bajitas. Con arrugas.

Las publicidades de Sprite también están apuntando a personas más normales, más comunes, más de todos los días. El hombre mayor. La chica divertida. El muchachito medio “tocate un tango”. Los estereotipos impuestos por la sociedad comienzan a cambiar y por suerte la publicidad también, apoyando de esta forma este cambio que va lento pero firme. Campaña DOVE



Acompañando este cambio que esta surgiendo, buscando modificar los cánones y estereotipos impuestos a la mujer a lo largo de las décadas es que DOVE lanzó la “Campaña por la Belleza Real”. Esta campaña busca resaltar la belleza de cada mujer, de cualquier edad, color, raza, estatura y desarrollar una nueva visión de la belleza, que sea más justa y principalmente más saludable. Además de las pautas publicitarias, DOVE ofrece a través de su sitio web un foro para que todas las mujeres puedan participar ayudando a definir las nuevas pautas de belleza. No AnorexiaUna campaña publicitaria, diseñada por el fotógrafo italiano Oliviero Toscani, que ya ha conmovido al mundo con sus provocativas publicidades, sobre todo aquellas que realizó para la conocida firma Benetton. Esta campaña shokeante coincidió con la Semana de la Moda Femenina en Italia y la modelo es real aunque sea difícil de creer. Se trata de una joven modelo francesa de 27 años, quien mide 1.65 y pesa tan sólo 31 kilos. Su nombre es Isabella Caro, quien dijo que decidió posar en la campaña para que “la gente sepa y vea lo que realmente es la enfermedad”.

Las críticas fueron muchas: buenas y malas. Lo importante es que movilizó y generó opiniones. El blog de Isabella La modelo francesa que se animó a desnudar su enfermedad creó su propio blog, donde se pueden leer sus opiniones, su vida, su historia, su relación con la anorexia. Según la página TabascoHOY, en su bitácora “Isabelle revela su pasión por la naturaleza y los animales, especialmente los pájaros, por la música, la pintura -según ella les vende cuadros a los turistas en los mercadillos de verano de la Costa Azul-, la lectura, los documentales de naturaleza del canal 5, el cine y sobre todo el teatro, que asegura es, con diferencia, la actividad que más entusiasmo la provoca.

Con transparente sinceridad, Isabelle asegura que sufre anorexia desde que tenía 13 años, una enfermedad desencadenada por “una infancia muy difícil de vivir” y que llegó a pesar 25 kilos -ahora pesa 31-. “Sé que voy a curarme porque amo la vida y la riqueza del universo y creo en esta vida más que en cualquier otra cosa”, asegura la joven en una entrada del pasado mes de junio, en la que también advierte a los lectores de su aparición en un programa de TF1 y de la próxima publicación de un libro en el que explicará con todo detalle sus sufrimientos”. A tener en cuenta

Brasil dejó al descubierto la terrible pesadilla de la anorexia. En menos de un año murieron cinco modelos por esta enfermedad. Chicas jóvenes, con todo un futuro por delante y destinadas a morir de una forma trágica tan solo por cumplir con los estereotipos impuestos por la sociedad. Fue por esta razón que se reavivó la necesidad de solicitar un peso mínimo en las modelos. Una muestra de ello fue que todas las modelos debieron pasar por la balanza antes de subir a la pasarela en la 46º edición de la Pasarela Cibeles, de Madrid que se llevó a cabo el año pasado. Esta fue una regla impuesta por la organización del evento, en la que se debía tener un índice de masa corporal superior a 18, para poder participar en el certamen. Este canón solicitado no es pedido en forma absurda o sin respaldo, sino que es establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que señala que una persona sana debe tener un IMC que se sitúe entre el 18 y el 25. Es lamentable tener que llegar a esta situación. Las mujeres debemos respetarnos y hacernos respetar.

La sociedad no puede ni tiene derecho a establecer estereotipos que vayan en contra de la integridad física y moral de las personas. Esperemos seguir por el buen camino y modificando lentamente el concepto que se tiene de la mujer y de lo que ella debe ser y hacer. Creemos una sociedad más saludable y más libre, dando lugar para ser como uno es… le pese a quien le pese.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...