Un lugar de trabajo feliz mejora el rendimiento de los trabajadores

El clima de trabajo es muy importante en las organizaciones donde el talento y la creatividad entran en juego cada día: cuando los trabajadores se sienten cómodos y felices, tienden a producir mejores resultados y hoy disponemos de una encuesta que ayuda a sostener estas afirmaciones.

Un nuevo libro de los consultores Gostick Adrian y Elton Chester, ALL IN: How the Best Managers Create a Culture of Belief and Drive Big Results, afirma que han reunido evidencia empírica para respaldar la idea de que los trabajadores felices son más productivos.

Para ser claros, Gostick y Elton no llegan a utilizar la palabra «feliz». Por el contrario, se habla de los trabajadores que responden «sí» a un triunvirato de preguntas, o lo que los autores llaman la E + E + E, que son las iniciales de engaged, enabled y energized, cuya traducción es: comprometido, habilitado y energizado.


Comprometido significa que el empleado se une a la empresa y están dispuestos a poner un esfuerzo extra. Habilitado significa que el entorno de la empresa es compatible con la productividad del empleado y su rendimiento, y energizado refiere a que el empleado siente una sensación de bienestar y unidad en el espacio de trabajo.

La evidencia empírica proviene de una base de datos compilada por la firma de investigación de Towers Watson, recogidos durante 2009 y 2010 en unas 700 empresas. Towers Watson miró a 25 empresas con un total de 303.000 empleados que muestran lo que los autores llaman «resultados de alto rendimiento del negocio». Eso significaba que los márgenes operativos de más del 27% durante un tiempo cuando la economía estaba en problemas. Los autores afirman que las empresas tenían márgenes que eran tres veces más altos que las empresas con puntuaciones bajas de participación.

Los empleadores que cultivan una cultura de trabajo saludable y utilizan los enfoques de la comunicación dirigida a menudo alcanzan altos niveles de participación de los empleados en sus programas de bienestar, incluso con modestos incentivos financieros.

Encontrar el equilibrio para tomar las medidas necesarias y mejorar la salud de los empleados además de promover la creación de un ambiente de trabajo feliz depende de una serie de factores que varían entre las organizaciones y fuerzas de trabajo. Pero para muchos empresarios, el camino hacia una fuerza laboral más comprometida y sana no tiene por qué exigir una campaña de incentivos costosos.

Por el contrario, la comprensión de la cultura de trabajo y la ejecución de acciones para conectar la salud de los empleados a otros valores puede crear una solución óptima sin romper el banco.

Fotografía:  Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...