Títulos y más títulos que ya no valen para conseguir empleos

Las empresas ya no valoran los conocimientos de los empleados, sino sus aptitudes competitivas en el mercado laboral

Estudiar en la universidad

Es una dura realidad. Durante mucho tiempo, mientras las cosas marcharon por buen cauce, a los jóvenes nos enseñaron que nuestro futuro se labraba en función de nuestros estudios. El que se sacrificaba y conseguía su título universitario triunfaba en la vida; el que se escapaba de esta formación acababa barriendo las aceras del mundo. Y por eso hoy casi todas las personas luchan por llegar a la Universidad, por sacarse másters, por formarse en ciclos, por asistir a cursos, por aprender miles de idiomas aunque quizás nunca los llegue a utilizar. La diferencia radica en que ahora salimos al mercado laboral mucho más preparados, pero mucho más viejos que antes. Y después de media vida estudiando, te planteas qué empresa te contratará si vas a cumplir ya los 30 años y cuentas con cero de experiencia, porque te has dedicado exclusivamente a eso a lo que cada vez más nos instiga la sociedad: estudiar, estudiar, estudiar. 

Y entonces te das cuenta de que actualmente un título en España vale menos que medio penique. Que la formación de un joven no es suficiente para garantizarle un puesto de trabajo al salir de la Universidad. Te das cuentas de que vas a estar en el paro tres, cuatro, cinco años y que cuando la crisis económica por fin se extinga, será tarde para triunfar porque en cinco años habrás perdido todos los conocimientos por los que tanto luchaste por adquirir. Y detrás de ti vendrá toda esa nueva generación de jóvenes ambiciosos que llenarán las plazas vacantes. Sí, realmente frustrante.

Y es que ahora vivimos en un mercado laboral muy muy competitivo. Los eternos listados de cursos, seminarios y másteres en el currículum de cada individuo es algo ya frecuente; las empresas ya no buscan jóvenes con estudios, esto es algo que ya tienen asumido que así sea, ahora buscan un plus, una diferencia en las aptitudes del trabajador. Por eso lo que cada vez se está valorando más es la capacidad de liderazgo, el pensamiento crítico, la productividad, la innovación, la facilidad de adaptación a los cambios… una serie de valores donde hoy en día sí que se pueden encontrar diferencias entre los individuos. Tenemos que asumir que nuestro valor en el mercado ya no se mide en estudios como hace años. Y aun así, seguirán encauzándonos por el camino de la eterna formación, como si esa fuera la solución a nuestra inactividad laboral.

Después de todo, como dirán muchos… estando en el paro, ¿qué otra cosa mejor que hacer que estudiar?

Foto: Luis Hernandez – D2k6.es 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...