Si estás buscando empleo. Entonces debes gestionar tus redes sociales con un propósito

La gestión de redes sociales es una acción diaria, y para nada algo de usar y tirar cuando se usa para buscar empleo.

Últimamente, y de forma cada vez más frecuente, escucho la frase: “Estoy haciendo todo lo posible por encontrar trabajo”…

_¿Seguro? (Les pregunto… pues yo pienso que siempre se puede hacer un poco más.)

Pero por lo general, las personas insisten en que han estado buscando empleo sin éxito.

_¿Lo has intentado en XING y Twitter? (Les insisto de nuevo).

_ Si, pero no funciona. (Afirman).

_ ¡Humm… a ver! Cuéntame lo que estás haciendo

Pero mientras más escucho los comentarios (y las “quejas”), mayor es la evidencia de que se podría hacer mucho más. Sobre todo en la gestión de redes sociales, en donde recalco que lo importante no es apuntarse y «jugar al amigo nuevo», sino de llevar a cabo las acciones necesarias para encontrar un empleo.



Para buscar y encontrar empleo a través de las redes sociales. Primero se ha de entender, que conocer gente y relacionarse y hacer «networking» con los contactos debe formar parte de nuestras prioridades diarias…

Y luego de debe «aprender» a socializar en red y a verificar la verdadera importancia de las relaciones sociales virtuales.

Por lo general, las personas recurren a las redes sociales sólo cuando buscan empleo, y luego de encontrarlo se olvidan de que socializar es algo que debería ser cotidiano y constante.

Por lo tanto, es tan importante gestionar las redes sociales, estés trabajando o no; ya que nunca sabrás cuándo podrás necesitar de tus contactos en el futuro.

Una red social es como una carretera de doble sentido. Si te concentras sólo en ver lo que ofrece y no en lo que puedes aportar, estarás viajando hacia ninguna parte. Así que asegúrate de estar dando tanto o más de lo que tomas, y de tener claro hacia dónde vas…

Las redes no son sólo para tomar lo que nos ofrecen. También hay que dar.

Por otro lado, manejar nuestra red con simpatía y sobre todo con empatía; es la mejor forma de conseguir establecer los lazos suficientes como para ser tomados en cuenta en el futuro para cubrir una vacante laboral.

La clave es entender, que por muy virtual que sea la red; somos humanos, y son los nexos afectivos los que posibilitan las oportunidades de ser tomados en cuenta por las personas que nos conocen.

La gestión de las redes sociales profesionales no depende de la intuición, sino de la acción. Por esa razón hemos de «ir al grano«, y buscar los contactos adecuados a conciencia y siguiendo cierta lógica… No es una cuestión de velocidad, pero hay que evitar perder el tiempo.

Para complementar lo expuesto en este post, te dejo tres consejos que te ayudarán a gestionar tu red profesional centrándote en un propósito tangible.

1) Toma notas: Hay demasiadas cosas por recordar, lo mejor es llevar una bitácora (si, un blog puede servir) de los aspectos más importantes de tus contactos más representativos.

Por mi parte, escribo todo lo que quiero recordar luego, o lo que tengo pensado decir a alguien en concreto llegado su tiempo. Datos como la fecha del primer contacto, y añadir algunas etiquetas clave (tags) es lo mejor para identificar y/o clasificar a nuestros contactos.

No te des el lujo de perder una oportunidad por el simple hecho de haber olvidado algo, todo es importante. Las personas nos sentimos halagadas cuando se acuerdan de los detalles que nos representan.

2) Encuentra tu lugar y ubícate: Puedes apuntarte a muchas redes, pero sólo serás parte de algunas pocas.

Busca al grupo en donde realmente encajas y al que profesionalmente perteneces. Conocer gente de todo tipo de grupos y programas está bien, pero no es profesional.

No se trata de anclarte en redes simétricas, pues nunca se sabe cuándo o dónde encontrarás a alguien que te dé una oportunidad. Se trata más bien de enfocar los esfuerzos en donde más chance hay.

3) Ten una meta: Es muy común ver como los solicitantes de empleo se centran por lo general en cómo responder a las preguntas, en lugar de saber qué preguntas hacer.

Por eso, siempre aconsejo estar seguro de saber lo que se quiere, antes incluso de gestionar una red de contactos.

Suena obvio, pero a menudo, la gente se pone a agregar contactos sin un objetivo claro. Si no sabes lo que quieres ¿cómo lo van a saber tus futuros contactos?

Reflexión y afirmación: “Hay que crear y gestionar las redes con un propósito.» Esto es tan importante, como tener el mejor currículum vitae del mundo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...