Seis tips para alcanzar la excelencia

Todos tenemos limitaciones pero depende de tu decisión si acaso ellas se vuelven o no circunstancias. Si tomas la actitud correcta y te esfuerzas en la práctica, puedes alcanzar el mayor nivel de excelencia en cualquier área que te lo propongas.

Sube niveles de excelencia y mejora tus oportunidades para ser exitoso

Alcanzar la excelencia aún cuando no hemos sido agraciados con un don extraordinario, dueños de una super habilidad innata o empatía que se acerca al encantamiento de masas, es posible con algo de trabajo y mucho tezón.

Estas son las seis claves más eficaces para alcanzar la excelencia en cualquier área y sin importar cuáles son las capacidades con las que inicies la carrera.

  • Seguir lo que te gusta. La pasión es un motivador increíble que se vuelve el combustible necesario para obtener la resistencia y la perseverancia necesarias para el largo camino.
  • Hacer el trabajo más duro en primer lugar. Todos se mueven de manera instintiva hacia el placer y lejos del dolor. La mayoría de los grandes intérpretes  -Ericsson y otros- han encontrado que demorar la gratificación y asumir la difícil tarea de la práctica por las mañanas, antes de hacer cualquier otra cosa es mucho más efectivo. La razón es que ahí es cuando la mayoría de nosotros tiene la mayor cantidad de energía y la menor cantidad de distracciones.


  • Practica intensamente, sin interrupción por períodos cortos de no más de 90 minutos y luego toma un descanso. Noventa minutos parece ser el tiempo máximo que puede aportar el máximo nivel de atención a cualquier actividad. La evidencia es igual de fuerte que los artistas grandes práctica no más de 4 ½ horas al día.
  • Busca la retroalimentación de expertos, en dosis intermitentes. Cuanto más simple y más precisa la retroalimentación, te sentirás más equipado para hacer los ajustes. Si, en cambio, recibes demasiados comentarios,  con demasiada asiduidad , puedes crear una sobrecarga cognitiva, aumentar la ansiedad e interferir con el aprendizaje.
  • Toma descansos regulares de renovación. Un descanso después de un esfuerzo intenso, no sólo proporciona una oportunidad para rejuvenecer, sino también para metabolizar e incorporar el aprendizaje. Es también durante el reposo que el hemisferio derecho del cerebro  es más dominante y puede conducir a avances creativos.
  • Ritualizar la práctica. La voluntad y la disciplina son tremendamente sobrevalorados. La mejor manera de asegurarte que vas a asumir tareas difíciles es ritualizarlas y que se vuelvan parte de tu rutina diaria para no tener que malgastar energía pensando cuándo es el mejor momento para realizarlas.

Fuente: Harvard Business Review
Fotografía: Davichi en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...