Responsabilidad social interna

La responsabilidad social interna mejora el funcionamiento financiero, incrementa el valor de mercado, aumenta la productividad, reduce los costos operativos, mejora la capacidad para retener y atraer a los mejores empleados, fortalece la lealtad y confianza de los empleados, reduce el ausentismo y fortalece la reputación internma.

 

Responsabilidad Social Interna

Responsabilidad Social Interna

La Responsabilidad Social Interna (RSI) se halla dentro de los temas que actualmente recoje el managment. Se debe a que antes de desarrollar una política de RSE con los públicos externos las empresas deben comenzzar por ellas mismasm, o sea, implementar un política de responsabilidad social con su propio capital humano (los empleados).

La responsabilidad social interna debe de ser un elemento cohesionador, motivador y propiciador del buen clima laboral, lo que lleva en el corto plazo a una mayor productividad y compromiso por parte de los trabajadores. No cabe duda que se ha convertido en una herramienta potente de dirección de equipos humanos dentro de las organizaciones, ya que sus dimensiones de gestión (desarrollo y capacitación de las personas, retención de talentos, conciliación trabajo y familia, promoción de la igualdad de oportunidades, promoción de la flexibilidad laboral, acción social, difusión de la ética corporativa, recolocación interna, reconocimiento interno, mejoramiento del ambiente de trabajo, inducción, difusión de buenas prácticas, administración y promoción de beneficios –salud, entretención, educación, vestuario, financieros, transporte, alimentación, cultura, tecnología, etc-, entre otras) están estrechamente vinculados con la gestión de los procesos de RRHH.

La RSI tiene un «mínimo a exigir» dentro de la organización, de obligado cumplimiento. Hablamos del respeto de los derechos laborales – cumplir con la legislación vigente en cada país (derecho al salario mínimo, cobertura social o médica, vacaciones, cantidad limitada de horas de trabajo, seguridad y salubridad en el lugar de trabajo, etc.)-, otros beneficios sociales –dependiendo de la legislación de cada país- y los derechos internacionales establecidos por la Organización Mundial del Trabajo (OIT).


La RSI necesita de la adecuada comunicación interna, ya que sin ella no podrá conseguir la importancia y notoriedad interna en la organización. Será necesario que el área responsable de las comunicaciones dentro de la organización diseñe e implemente una campaña comunicacional, a través de los medios internos, promoviendo y difundiendo todo el proyecto de RSI (con sus desafíos, objetivos y actividades). Otra estrategia –que también debe ser apoyada por la comunicación interna– es la innovación en las políticas y prácticas de calidad de vida, como una forma de hacerse cargo de las necesidades de los empleados (esto ayuda a que los empleados apoyen los objetivos del negocio y a retener los talentos). Será importante acompañar esto último con el reforzamiento comunicacional de la cultura corporativa, los valores y la filosofía empresarial.

Cuando la RSI está consolidada en su gestión, es decir con resultados concretos y con un grado aceptable de internalización entre los empleados, recién ahí la empresa debe iniciar su proyecto de RSE hacia sus grupos de interés externos. De esta manera el modelo RSE adquiere coherencia, ya que se funda sobre bases sólidas de gestión y experiencia operativa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...