Reflexiones en familia durante la Navidad

reyes1.jpg

Turrones, lotería de Navidad, Papa Noeles haciendo sonar su campanilla en las calles, regalos del amigo invisible, árboles con bolas de colores, cartas a los Reyes Magos, grandes comilonas… Y miles de anuncios de juguetes que nos invaden la televisión. Sin duda es una época de consumo, en muchos casos desenfrenado. Incluso para los más pequeños de la casa, que se han acostumbrado a pedir sin límite.

Escriben cartas interminables a los Reyes Magos porque quieren su recompensa por haberse portado bien todo el año. Y es en esta época en la que los padres tienen que hacer también una buena labor educativa. ¿En qué sentido?

reyes2.jpgPor un lado es importante hacer entender a los hijos e hijas que comportarse, ser educados, ser buenos estudiantes, hacer los deberes, no contestar en casa y ayudar, es su deber. Por lo que deben saber que no se les va a premiar por esto, sino que un regalo en Navidad por parte de los Reyes Magos o de Santa Claus es un reconocimiento por una obligación que han sabido hacer bien.

Por otro lado, se les debe hacer ver que no pueden pedir juguetes sin fin. La Navidad es un buen momento para charlar con ellos sobre la justicia social, adaptando el discurso a sus edades. Los niños tienen que saber que no es más feliz el que más tiene, lo que significa que tienen que saber priorizar, escoger aquello que más les gusta y ser un poco críticos sobre si luego jugarán o no con el juguete. Es obvio que todos estos razonamientos no los va a hacer un niño sin la ayuda de un adulto.

Además, a la hora de redactar la carta a los Reyes Magos es muy positivo que los padres estén con los pequeños y que puedan analizar si los juguetes que piden son o no educativos, para poderles orientar.

Foto1: Rick
Foto2: Luisvilla

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...