Qué información compartir con tu equipo de trabajo

Compartir información sensible con tu equipo de trabajo cuando eres el jefe es una decisión delicada que requiere, al menos, una reflexión profunda respecto de tus motivaciones y la utilidad de la divulgación, entre otras cosas.

Si te encuentras mordiéndote las uñas por compartir noticias con tu grupo o, por el otro lado, te hayas resistiéndote a una conversación que piensas que deberías tener, cuestiona tus motivos. ¿Te sientes culpable por albergar la información? ¿Tienes miedo de que la gente se enoje contigo?

En otras palabras: debes entender tus razones para decir o no decir, y preguntarte si son legítimas.

Definitivamente no debes compartir noticias si simplemente lo haces para sentirte mejor. No debes pasar tu ansiedad a tus empleados. Al mismo tiempo, no debes callar sólo porque te sientes incómodo o no puedes encontrar la manera de dar la noticia.

También debes preguntarte si tus motivos son manipuladores, es decir, si acaso no estás conteniendo la información para obtener o evitar un determinado resultado de tu gente.


Muchos especialistas sostienen que los gerentes -por lo general- deben ser tan transparentes como sea posible, especialmente cuando se trata de mensajes negativos. De hecho, decir las malas noticias también te permite contar con la ayuda de tu equipo en la solución del problema. La apertura que hagas respecto de la información será en lo que se base tu credibilidad, pues los empleados confían en que vas a decirles lo que necesitan saber. Entonces, si en algún momento, no puedes decir todo, son mucho más propensos a entender que si siempre estás con secretos o mediastintas.

Sin embargo, si decides compartir, asegúrate de que tu paquete incluye un grado de esperanza.

Los líderes tienen la responsabilidad de mostrar a la gente cuál es el camino a seguir. Por ejemplo, si necesitas hablar con el equipo que ha perdido una apuesta de un importante proyecto, se puede decir algo como: “Si bien esto es sin duda una mala noticia, vamos a redoblar nuestros esfuerzos en el desarrollo de clientes y trabajar en favor de tres proyectos más pequeños por el final del año”.

Es importante transmitir optimismo pero sin dar falsas esperanzas a nadie y exagerar la probabilidad de éxito puede conducir a la decepción más adelante.

Si bien la transparencia es importante en un líder de equipo, la transparencia total puede ser innecesaria y abrumadora para tus empleados. Resiste la tentación de compartir noticias cuando no cuentas con la información completa o firme.

Fotografía:  Victor1558 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...