Programas de Outplacement, Pre jubilación y Coaching

Ante situaciones de cambio, muchas veces es necesario que una persona capacitada ayude al trabajador de la crisis y lo asesore de una forma productiva.

La vida está repleta de cambios. Todos en algún momento se vincula al ámbito laboral, y esto genera una situación de desdicha para quienes siente que tienen en riesgo su empleo y su ingreso mensual.

Crisis; oportunidad de cambio

Crisis; oportunidad de cambio

Consecuentemente de estas posibilidades se crea una sensación poco satisfactoria en la persona que adopta una situación de riesgo, es por esto que resulta importante contar con un profesional externo que ayude a pensar con claridad para atravesarlos en forma efectiva y lograr alcanzar resultados positivos.

Pueden diferenciarse los cambios en dos grandes grupos. Por un lado, se trata de los que son inesperados o tienen una intensidad inusual, como es el caso de la desvinculación, salida a la jubilación, ascensos, y demás. Como puede verse en el caso del ascenso, no se refiere únicamente a cambios negativos.

Por el otro lado se refiere a cambios que pueden resultar previsibles o esperados, que resultan tener menos impacto en el receptor. En cualquiera de estos casos descriptos, es importante poseer una asistencia que brinde una mirada externa y objetiva, que resulte útil para volver al centro y pensar con mayor claridad, lo que implica, tomar las mejores decisiones.

Es por esto que en respuesta a este tipo de necesidades, en la actualidad, el mercado ofrece propuestas para quien deba atravesar una situación de este tipo. Esto ayuda a que se cuenten con las herramientas necesarias para garantizar el éxito sea o cual sea el escenario.

Más puntualmente, se refiere a los programas de Outplacement, Pre jubilación y Coaching. Estos son recursos que aparecen en primer plano como instrumentos que posibilitan analizar, comprender y aceptar la nueva situación, y que ofrecen información práctica para evaluar nuevas posibilidades y acciones a emprender.

Entre otras cosas, también brindan capacitación y estrategias para enfrentar el escenario con mayor solvencia y, además, se presentan como un espacio neutral de contención donde expresarse en libertad.

Estos son elementos que se convierten en ventajas que permiten capitalizar los cambios como una oportunidad de crecimiento personal y profesional y no como un problema, dificultad o garantía de fracaso.

Una persona especialmente preparada para estos casos, se convierte en el consultor o un socio facilitador de aprendizajes que asiste a las personas durante las transiciones laborales que deben encarar. Se trata de una guía que otorga un panorama más abierto y que facilita el proceso traumático, anticipándose a los hecho y previendo consecuencias no deseadas, como es el caso de la crisis, la depresión, entre otras patologías psicofísicas.


Si bien todos los programas se basan en este prototipo de relación de persona a persona, o ”uno a uno”, son distintas las técnicas que se utilizan en cada caso ya que sus objetivos también lo son.

Para citar algunos ejemplos, es posible profundizar acerca de los temas más relevantes, pero es importante recordar que, en mayor o menor envergadura, hay muchos subtipos y situaciones diferentes.

En el caso de la desvinculación laboral, se trata de uno de los momentos más delicados en la vida de un profesional. Porque, además de la esperable presión personal, se suman la familiar, la social y la económica, ya que el individuo debe resolver s situación lo antes posible y de la mejor manera, para dar respuestas a estas múltiples demandas, que con el correr de los días será más complicada. Por lo que en este caso el factor “tiempo”, juega en contra de la persona desvinculada.

Recursos para enfrentar los cambios

Recursos para enfrentar los cambios

Para meterse en tema, hay que saber que la guía de un consultor de outplacement es esencial para poder, entre otras cosas, capacitar en técnicas de búsqueda y transmitirle información sobre el mercado de trabajo.

Volviendo a los ejemplos, en la situación de tratarse de la preparación pre jubilatoria, se lucha contra el prejuicio instalado en la sociedad, en la cual se estipula que un individuo al jubilarse debe entrar necesariamente en un período de inactividad y pasividad. Por el contrario, en realidad, la mayoría de las veces las personas que enfrentan esta situación quieren permanecer activas.

El consultor en este caso tiene como principal objetivo el de ayudar a la persona a montar un proyecto alternativo, que no sólo le permita desarrollar una actividad que lo gratifique, sino que lo ubique en un lugar valorado por sí mismo, por su entorno y por la sociedad.

Una buena alternativa es la de asesorar en las diferentes elecciones posibles. En el caso de que la persona quiera seguir dentro del mercado laboral, puede incentivárselo a que quiera montar un emprendimiento, ejercer la docencia o trabajos de voluntariado. Mientras que en los casos que las personas necesitan una actividad, no necesariamente relacionada al empleo, puede ayudárselo a descubrir alguna asignatura pendiente o actividades que le provoquen inquietud.

En el tercer ejemplo, hay que saber que los programas de coaching están destinados para aquellas personas que están atravesando procesos de transición dentro de su organización. Se trata de un sinfín de posibilidades pero las más destacadas son, para citar algunas; la asunción de mayores responsabilidades, cambios en el entorno, adaptación a otras culturas de empresa, y otros casos por el estilo.

En este caso, el consultor trabaja también aquí desde un rol cercano pero objetivo y ayuda al individuo a entender y aceptar esos cambios, desarrollar otras capacidades y aprender nuevas conductas para adaptarse de una mejor manera a los distintos escenarios. La asimilación de los cambios, aunque estos sean productivos para el trabajador, también implica un tiempo y una necesidad de recursos que faciliten estas novedades. Puntualmente en estos casos, será más sencilla la cuestión, ya que la persona debe saber que ese cambio es un crecimiento personal y profesional que puede beneficiarlo en otros aspectos, por ejemplo, económicamente.

Por todo esto es fundamental que quienes transiten un proceso de cambio estén acompañadas profesionalmente para alcanzar resultados superiores, que les permitan tener una mirada enriquecida sobre su presente e, incluso, sobre su propio desarrollo personal, de una manera productiva y no perjudicial.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...