Mirando ofertas de trabajo

Buscar empleo cada vez es mas complicado. Cada vez hay menos ofertas y por lo tanto se hace necesario que nos paremos en mayor detalle a analizarlas para ver el grado o no de adecuación que tiene nuestro perfil a lo que se demanda. Esto reduce sin duda la posibilidad de fracaso y evita sobre todo en caer en comportamientos tales como la desidia, la apatía o la depresión.

Analizar las ofertas de trabajo una a una aumenta tus posibilidades de encontrar empleo

Analizar las ofertas de trabajo una a una aumenta tus posibilidades de encontrar empleo

Muchas veces cuando estás buscando un trabajo y lees y relees las ofertas de trabajo de las webs de empleo, de la prensa escrita o de cualquier medio de comunicación que emplees al efecto, ya lo haces de forma intuitiva sin prestar mucha atención a la oferta en su conjunto. Esquemáticamente tras leer el título de la oferta o el puesto demandado ya mentalmente asocias si encaja o no con tu perfil. Ya lo haces de modo automático. Esto ya lo haces me dodo cotidiano cuando llevas ya cierto tiempo desempleado y empiezas a cansarte de mirar y mirar ofertas de trabajo.

Es una cosa que cuando menos, es peligrosa, aunque todos somos humanos y lo solemos hacer. Los comportamientos repetitivos los estandarizamos y los convertimos en rutinas. Pues eso es lo que no se debe de hacer cuando estás buscando empleo, convertirlo en una rutina, porque si algo tiene de importante es eso, que cada oferta es distinta de las demás por lo tanto se exige que te la mires a conciencia.

Ya sé que me váis a decir que ya no hay ni ofertas de trabajo, cosa en la que os tengo que dar la razón, pero las que hay, se deben de escudriñar lo mejor posible. Debéis de considerar que cada oferta de trabajo que miráis es una posible salida a la situación de desempleo en la que os encontráis.


Y si no decirme una cosa, los que llevéis tiempo a la búsqueda de un empleo y remitáis muchos curriuclums a candidaturas diferentes, si os llaman de una de ellas para hacer un trabajo, ¿os acordáis realmente de lo que le habéis incluido en el curriculum? o sencillamente ¿habéis remitido vuestro curriculum estandar sin más ? y ¿os acordáis de lo que tiene ese curricuum?

¿Habéis ido algua vez a una entrevista de trabajo de la que no os acordábais lo que pedían o lo que habíais mandado?

Si la respuesta es afirmativa, está claro que en ningún momento pudiste preparar esa entrevista a conciencia, con lo que las posibilidades de que a final seas el elegido se reducen considerablemente.

Por lo tanto todo proceso de buscar empleo y por ende de analizar las ofertas de trabajo que se anuncian debe de llevar aparejado por la persona que está buscando empleo un análisis de las características de la oferta; análisis sincero y autoanálisis suyo para ver la adecuación o no de su perfil al puesto. Evitarás y conseguirás cosas del estilo:

  • Evitar generarte demasiadas expectativas que si al final no conducen a nada, lo único que te llevarán es hundirte un poco más en la apatía y en el desánimo que lleva unido la búsqueda de empleo y el paro.
  • Presentarse a una entrevista de trabajo con la ventaja de saber en todo momento lo que hay que decir para adecuarse lo más posible a lo que demanda la empresa.
  • Mantener una visión adecuada del mercado laboral que te rodea, sabuidno lo que se busca y lo que se necesita para cubrir esos puestos.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...