Los 10 mejores aspectos que los empleados más valoran en las empresas

Los empleados saben cuando se sienten a gusto en una empresa y no siempre se trata de un tema de sueldo. Existe muchos factores que hacen que un trabajador quiera seguir en una empresa y se sienta orgulloso de lo que hace y para quién lo hace.

three-of-business-people-at-coffe-break

Luego de haber trabajado en diferentes empresas multinacionales tanto en Europa como en América y después de haber experimentado y vivenciado muchas de sus políticas dirigidas a mejorar las condiciones de trabajo en general (tangibles e intangibles) de los empleados…

He constatado que algunas de estas políticas que se han puesto en práctica han sido más efectivas que otras, por lo que he decidido enumerarlas y exponerlas aquí, con el fin de que las empresas puedan conocer de primera mano, cómo lograr satisfacer al máximo las expectativas de sus empleados con un mínimo de inversión, mientras se elevan (al mismo tiempo) los niveles de productividad de la empresa.

Muchos planes de Responsabilidad Social Corporativa incluyen muchas más políticas de las que nombro aquí…Así que aclaro que me voy a limitar a mencionar únicamente a las que considero que han tenido más éxito en términos de satisfacción, productividad y economía para la empresa y sobre todo las que han subido la autoestima y le han dado más dignidad al trabajo como tal.


Aquí les dejo con el listado:

1) Seguridad: Un contrato fijo desde el inicio de la relación laboral, nos asegura un alto porcentaje de retención y una mínima rotación laboral. El empleado se siente seguro y motivado desde el primer día. Si hacemos los cálculos, podemos evidenciar que hacerlo así con todas las nuevas incorporaciones no es realmente tan costoso, ni siquiera en casos de despido recurrentes, pues estos se verán cada vez más reducidos. Por otro lado, también reduce la carga administrativa al departamento de RRHH.

2) Conciliación laboral: Dar flexibilidad para conciliar e integrar la conciencia conciliatoria en todos los niveles de la empresa, es uno de los mayores motivadores que actualmente existen. Con la implementación de una simple política de propuesta individual (de acuerdo al caso), podemos hacer que aquellos empleados que realmente necesiten cierto grado de conciliación laboral-personal ó que simplemente deseen experimentarlo, puedan hacerlo.

La clave está en saber balancear los intereses de la empresa y del empleado en función de beneficiar a ambos… En mis experiencias, he notado que los mejores resultados se han obtenido al conciliar, no de forma homogénea, sino más bien personalizada; pues es bien sabido que cada empleado es un mundo lleno de complejidades que lo diferencian del resto de la plantilla y las cargas de trabajo no siempre están repartidas de forma equitativa.

3) Horario flexible: Los horarios flexibles han sido implementados en sólo dos de las empresas en las que he trabajo con excelentes resultados. La posibilidad de que el empleado pueda contar con una banda horaria de mínimas restricciones para iniciar y luego terminar la jornada, permiten al trabajador gestionar mejor su tiempo, liberándolo de estrés y eliminando prácticamente las solicitudes de permisos para asuntos personales.

Este sistema permite que llegar más tarde en la mañana o salir más temprano en la tarde, contribuyendo enormemente a aspectos como la conciliación, el desarrollo de otras actividades e incluso el ajuste de los ciclos de sueño de algunos empleados.

De esta forma, cada trabajador elige prácticamente su propio horario de entrada y salida, sabiendo que luego deberá compensar para cumplir siempre con sus horas semanales formales y que deberá estar presente en su lugar de trabajo en la empresa durante cierta banda horaria predefinida. Esta política ha demostrado que un empleado puede ser más eficiente si se le otorga parte de la responsabilidad de gestionar su tiempo.

4) Prevención y ergonomía: Una mejora técnica y tecnológica del puesto de trabajo y de las herramientas necesarias para desarrollar el mismo, contribuyen enormemente a la consecución de los objetivos. Utensilios como: Reposapiés, descansa muñecas, sillas posturales, entre otros… minimizan los accidentes laborales y reducen los niveles de estrés o cansancio en el empleado.

Asimismo, la actualización continua de los equipos y los sistemas informáticos, mantienen al empleado a la par tecnológica actual; aspecto importante y necesario para poder cumplir mejor con sus obligaciones, tareas y funciones asignadas.

young-business-people-are-working-in-office

5) Cursos y formación formal: Un estudio previo para detectar posibles necesidades de formación es el primer paso para poder mejorar las condiciones de trabajo de los empleados. Es necesario saber las oportunidades de mejora individuales, para luego determinar cuáles cursos serán necesarios implementar y a quiénes serán específicamente dirigidos. Es muy importante que la asistencia sea siempre en horario laboral.

Los cursos no sólo ayudan al empleado a mejorar luego de haber adquirido más conocimientos, sino que además les demuestra que la empresa les ha tomado en cuenta por considerarlos importantes y parte fundamental de la misma, razón por la cual ha invertido ese dinero en su formación. La motivación está asegurada.

6) Lealtad y antigüedad: Una política retributiva en función de los años trabajados en la empresa, es un excelente incentivo que promueve la motivación en los empleados para seguir contribuyendo a hacerla exitosa mientras previene efectivamente la rotación de personal. La retribución puede ser compartida entre pagas extraordinarias y días de descanso de acuerdo a la antigüedad.

7) Seguros y salud: Un buen programa o convenio colectivo de seguro es la mejor forma de asegurarse la más alta motivación por parte del empleado. Un trabajador que se sienta en riesgo de no poder afrontar algún problema de salud, sentirá también que su empresa no está haciendo nada por protegerlo en estos casos.

De hecho, en las diferentes empresas en las que he trabajado, los empleados comparaban a “las mejores empresas” en función de sus planes de seguro y sus planes de prevención de riesgos laborales, que hacían algún comentario sobre el tema, estando este tópico en segundo lugar después del sueldo.

8) Retroalimentación: Es importante que el empleado sienta que sus jefes cumplen con comunicarle los resultados de su desempeño, con el fin de mejorarlos y verificar si se han logrado los objetivos propuestos para el cargo.

Si el trabajador se da cuenta de que su trabajo es valorado y que sus supervisores están al tanto de sus logros, se sentirá satisfecho sabiendo de que ha hecho un buen trabajo, pues no hay nada más motivante para el ser humano que el reconocimiento y si es público pues mucho mejor. No imaginan lo importante y motivador que es para un trabajador aparecer en el tablón o cartelera como el empleado del mes.

Somos seres sociales y por eso no es suficiente con saber que somos apreciados en la empresa, también deseamos escucharlo de los labios de nuestros jefes. Aunque sabemos que hicimos un buen trabajo, que hemos conseguido algún objetivo o que alcanzamos un logro, nos sienta muy bien escuchar a otra persona decirlo. Y además, ¿realmente cuesta tanto apreciar el trabajo de los empleados? Los trabajadores necesitan saber que son importantes, necesitan sentir que su trabajo marca una diferencia y que la empresa está consciente de ellos.

9) Sentir orgullo: luego del feedback del punto anterior y sabiendo que el reconocimiento viene dado en la mayoría de los casos en forma de elogio. Es menester mencionar que una empresa ha logrado unos de sus más difíciles objetivos cuando sus empleados se sienten orgullosos de trabajar en ella.

Así que es buena idea lo de empleado del mes, pero hay que recordar que hay otros empleados que necesitan sentir que trabajan en un lugar en donde se les aprecia y es tan sencillo como reconocer los méritos de cada uno. Con el simple hecho de enviar un e-mail u otra acción tangible demostrando que los empleados nos importan, podremos conseguir que se sientan orgullosos de trabajar en la empresa.

10) Lo que se espera de ellos: Los empleados que mejor se sienten en su trabajo son los que tienen claro lo que deben hacer, pues por un lado se evitan los errores y los regaños resultantes y por otro se evita la recepción de instrucciones confusas o mensajes contradictorios, así que lo mejor es asegurarse de que los trabajadores saben lo se espera de ellos por lo que hay que pulir u perfeccionar la comunicación de la empresa. Lo mejor es dejar todo por escrito utilizando tanto el correo electrónico como los tablones de anuncios de la empresa.

Reflexión:

Estas son en mi opinión y según lo que he vivido en varias empresas grandes, las diez razones principales por las que los empleados sienten que sus condiciones de trabajos son las idóneas como para sentirse a gusto trabajando en una empresa.

Como pueden ver, no ha hecho falta colocar la remuneración, pues considero que existen otros motivantes para que un empleado haga el trabajo bien hecho, siendo que la remuneración es solo complementaria para que el empleado se sienta bien haciendo lo que hace para ganarse la vida y por eso debe ser asociada a otras razones diferentes.

Por su puesto que existen más razones, pero precisamente para no exceder en protagonismo les daré la oportunidad de dejar las que vosotros consideréis pertinentes agregar en los comentarios.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...