La comunicación no verbal nos traiciona en las entrevistas de trabajo

La PNL da herramientas para saber lo que busca el otro, aplicables en una situación de entrevista de trabajo. El objetivo de estas técnicas es conseguir un diálogo más abierto y volver a su interlocutor más receptivo, utilizando el lenguaje del cuerpo.

La mirada: los ojos de el que escucha dicen mucho sobre el nivel de concentración, de interés y de adhesión al mensaje. Por ejemplo, una mirada que va de un lado para otro (hacia arriba o a los rincones) pone de manifiesto que la persona está en su “mundo”, es decir en sus pensamientos y sentimientos. Vamos, que no nos está haciendo ni caso.

Los vendedores saben desde hace tiempo que una persona que mueve los ojos hacia la parte superior izquierda está imaginando algo. Por el contrario, si mueve los ojos a la derecha está utilizando la memoria visual. De esta manera sabemos donde está el punto de vista del observador. Si es zurdo, los movimientos son al revés.

La sincronización: una técnica simple pero que ha demostrado validez. Cuando dos personas copian sus gestos no se trata de imitación sino de una conexión inconsciente. Una vez que se sabe eso, es fácil invertir el proceso y fijarse voluntariamente sobre el gesto del otro con el fin de favorecer el diálogo.

No es necesario estar observando todos los gestos de nuestro interlocutor, pero si que podemos tener en cuenta su postura. Por ejemplo las manos o las piernas. Prueba a modificar progresivamente su postura, si el interlocutor sigue el gesto es muy probable que estéis de acuerdo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...