Hombre de mediana edad, experimentado, casado busca….

La crisis actual ha motivado que se haya producido un cambio en el perfil socioeconómico y personal de los demandantes de empleo. Frente a loe perfiles de personas jóvenes que buscaban su primer empleo, ahora abunda más como perfil más genérico el de hmobre de mediana edad, casado con bastante experiencia laboral a sus espaldas

busco trabajoEl perfil de los candidatos o de las personas que buscan trabajo ha cambiado drásticamente por culpa de la crisis actual.

Frente a lo que ocurría hace un par de años, donde el perfil del demandante de empleo en España era de dos tipos, o bien joven recien acabado los estudios sin experiencia profesional, o bien mujer de mediana edad sin mucha experiencia laboral y que respondía a perfiles que no demandasen demasiada especialización, la cosa ahora mismo ha cambiado drásticamente.

A pesar de que somos los líderes en la UE en destrucción de empleo, en paro juvenil y en paro femenino, el perfil socioeconómico y personal del prototipo de candidato o de demandante de empleo en la actualidad ha cambiado considerablemente.

Sigue la tendencia a que el que busca  es un hombre.

Ya no se trata de un joven con los estudios recien acabados y sin experiencia. Sigue siendo un hombre, pero ahora de mediana edad (entre 35 y 40 años), por norma general con formación a nivel medio como mínimo (abundando muchos los que terminaron estudios superiores e incluso MBA), que se encuentra casado como su estado civil , con más de un niño de media a su cargo,  y que además posee mínimo de 10 años de experiencia laboral.

Con esto no digo que la figura del demandante de primer empleo y la de mujer demandante hayan desaparecido o disminuido, sino que siguen siendo las mismas o más en número, pero el crecimiento en número de demandantes de trabajo ha aumentado más en este perfil, con lo que el % de mujeres y jóvenes sin trabajo que buscan ahora supone un % menor del total.

Este tipo de demandantes está aumentando muy peligrosamente, porque es un hecho que mientras más tarde  se incorporan a este nuevo mercado laboral, más posibilidades de encontrarnos sobreeducación en los candidatos va a ser lo que caratcteriza a esta crisis.

La juvendud, el espíritu el ansia, afán de superación, …. , son sustituidos por los años de experiencia, con lo que se ve un cierto movimeinto extraño dentro del mercado laboral.

Los candidatos deben de saber perfeccionar su curriculum porque es la única forma de competir con la demanda de trabajo creciente que se está produciendo.

El perfil de hombre de mediana edad, experimentado, juega con una ventaja a la hora de buscar trabajo: “su tiempo de permanencia en su anterior empresa le proporciona una red de contactos o nerworking, que tanto el joven sin experiencia como las mujeres mano de obra no especializada no cuentan” .

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...