El nuevo modelo relacional entre marcas y consumidores

Cuando necesitas publicidad para promoverte como profesional y poder vender tus servicios o los de tu empresa, es necesario comprender el funcionamiento del Marketing desde la aplicación de los nuevos canales de comunicación.

Los últimos dos años han sido marcados por dos cuestiones sumamente salientes: la crisis y la revolución comunicacional causada por las redes sociales.

Ambos hechos han influenciado en el consumo, en las empresas, en las marcas (incluso las personales: Personal Branding). De hecho, quizás una explique la otra pues, publicitar en las redes sociales (y en Internet, en general) es mucho más barato y, tras el éxito que las mismas han sido entre los usuarios, se llega a un mayor número de usuarios y posibles clientes.

La síntesis: Crisis, reducción de gastos y costos, publicidad alternativa, redes sociales, boom de imagen, incremento de ventas.

Así visto parece una ecuación que se resuelve a sí misma, pero lamentablemente no es tan sencilla ni tan lineal pues como en cualquier otra campaña publicitaria, para auspiciar en las redes o aumentar la presencia corporativa es necesario tener un Plan de Marketing.

El Modelo Relacional Marca-Consumidor es un reflejo propio de los pasos que se viven cuando se crea y desarrolla una marca para los medios digitales, pues no todo se trata de aplicarlo en un blog, Facebook o Twitter, sino de comprender las etapas claves de creación y desarrollo así como identificar cuál es el objetivo que persigue cada una sin perder de vista al consumidor.

Hoy en día son varios los puntos de exhibición que una marca: de la TV a los ordenadores y pantallas móviles (PDAs, teléfonos, reproductores multimedia); siendo que, en los últimos desarrollos tecnológicos la marca puede interactuar con su audiencia.

Así, cualquier sea la marca (productos de consumo, profesional de servicios, empresas de diferentes rubros) debe apuntar a establecer temáticas de interés que facilite conocer a sus consumidores y no de “vender más”. El fin, en épocas de crisis donde es necesario afianzarse como marca es el de “mejorar los productos / servicios” solicitando a los usuarios sus experiencias de consumo.

Así, el nuevo equipo de ventas de cualquier Marca se encuentra en los consumidores influyentes que son capaces de levantar o dar por tierra con un producto utilizando sus propios canales de comunicación (Blog personal/profesional, Twitter, Facebook) sin requerir la autorización de ningún gerente o responsable de imagen de la empresa que se alaba o defenestra.

Los consumidores de la Nueva era digital son consumidores ávidos y con gran impacto mediático; por eso se los debe respetar y escuchar.

Tal es así que son ellos mismos quienes ayudan a “viralizar” con menos recursos y más precisión la experiencia de marca a los nuevos consumidores, que son influenciados por los dichos (y experiencia de uso) del primero, invitando a nuevos clientes a ser parte de una comunidad muy activa e inquieta que se alimenta de los contenidos generados por los mismos usuarios y por las plataformas que las marcas facilitan.

Por ello, si quieres vender tu marca personal, la de tu empresa o servicio que tienes en representación, no dejes de orientar tus mejores esfuerzos a captar clientes por medio de los nuevos y más populares canales de comunicación: Redes sociales y Twitter.

Fuente: SoyDigital

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...