El estrés laboral y el síndrome del ‘burnout’, más consejos para evitarlos

El estrés y el síndrome del ‘burnout’ siguen estando a la orden del día, y no sólo en España sino también en otros países. Compartamos en Buscar Empleo algunos consejos para tratar de evitarlos.

En la actualidad, con la crisis y las presiones también dentro del ámbito laboral, el exceso de estrés, por un lado, y la monotonía y aburrimiento, por el otro, hace que muchas veces los trabajadores no sólo se sientan cansados y poco conformes con lo que hacen, sino incluso su labor sea menos productiva.

Muchas veces se presenta el síndrome denominado de ‘burnout‘, que surge principalmente por el estrés vivido en el entorno laboral. Este término se utiliza desde la década del 70 para referirse, precisamente, a las señales propias que se manifiestan ante la continua y excesiva presión en el trabajo, que lleva al desarrollo de actitudes y sentimientos negativos hacia el rol que se desempeña e, incluso, hacia los compañeros.

Según los especialistas, hay tres factores clave en el desarrollo de este síndrome que son señales de alerta claras de que algo anda mal: el sentir fátiga física y emocional que lleva a una falta de concentración en las tareas realizadas, cinismo y hostilidad, y una evaluación negativa con respecto al trabajo de forma general.

Lo cierto es que este problema además de constituir todo un desafío y trastorno a tratar para el trabajador, también tiene sus consecuencias sobre las empresas y ambientes laborales. Sólo en los Estados Unidos, el estrés es responsable de cerca de 300.000 millones de dólares de pérdidas cada año, según datos del Instituto Americano de Estrés, y en otros países industrializados las cifras son similares.

Por ello, para evitar este Síndrome se presentan algunas recomendaciones, que compartiremos en Buscar Empleo:

  • Realizar siempre que se pueda, actividades de relajación. Reserva, si no a diario, de unas 3 a 4 veces por semana un momento para ti  desde una clases de yoga hasta leer un libro o escuchar música que te relaje, pasando por una caminata al aire libre o por cualquier otra actividad física.
  • Planifica tu día y organiza tu tiempo con antelación, y respeta lo que dispongas, en especial en relación con las obligaciones laborales.
  • Si ves que no puedes, delega actividades. Debes aceptar que no siempre se puede cumplir con todo, y ante ello, el pedir asistencia o colaboración, será necesario.
  • Busca apoyo emocional: tu familia o amigos siempre estarán cuando los necesites. No dejes de disfrutar de la gente que quieres y de compartir con ellos, y también lo que te sucede a nivel interno, y en relación con tu trabajo.
  • Otra medida sencilla de hacer y que es válida es la de auto premiarse: sea con una cena, o una salida con amigos, o cualquier otra cosa que nos guste después de unos días intenso de trabajo, también será de ayuda.
  • Finalmente, no dudes en revisar si te encuentras en el trabajo adecuado, más allá de la situación de crisis, elegir un trabajo que nos agrade y esté de acuerdo con nuestros deseos y expectativas es esencial para poder disfrutarlo. Así también, busca motivación constante y procura enfocarte siempre en los aspectos más amenos y positivos de tu trabajo, y no en los negativos.

Foto chmeredith en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...