Cada contratación es un milagro

No todas las Búsquedas laborales son iguales y muchas poseen demasiadas piezas móviles como para permitir una definición inequívoca que arroje resultados en una o dos semanas; mantener la moral alta y la esperanza ayudará a concretar el milagro de conseguir empleo.

Detrás de cada búsuqeda laboral hay esperanza y un milagro

Detrás de cada búsqueda laboral, de cada clasificado que leemos en el diario o en el buscador de empleo existe todo un sistema que se erige como una completa red en constante expansión y contracción que pone las cosas en movimiento -aunque ese movimiento no sea el esperado por cada uno de nosotros-.

Pero aún cuando sepamos que existe un background o behind the scene, navegar el mercado laboral en búsqueda de un empleo no deja de ser un misterio en el que miles de caminos son conductores “potenciales” para conectar con empleadores pero que ninguno te dará resultados garantidos.

Sin poder adivinar cuál camino te dará un empleo, optimizar los recursos y el tiempo invertido en la web, el Networking o el puerta a puerta, parece bastante complicado y, finalmente, tienes tantas cosas en que pensar que pierdes el foco en quién, cómo y por qué te contratarán.


Y es que, incluso cuando seas el candidato con mejor desenvolvimiento en las entrevistas de trabajo, no puedes negar que cada contratación es un milagro, sobre todo si tienes en cuenta que no siempre tu próximo empleo es el que alguien dejó, lo cual vuelve las cosas más complejas.

En muchas oportunidades, la reconversión de una empresa, el crecimiento planificado de la misma o la consolidación de sus funciones hace que las empresas requieran mejoras en los procesos y, por ende, abran nuevas vacantes de empleo.

Pero para que la vacante sea efectivizada es necesario de un largo proceso que comienza con la fundamentación de la necesidad que el director de RRHH deberá elevar para la aprobación. Una vez hecho esto, se debe crear una descripción del trabajo para ayudarles a encontrar a alguien que ni siquiera están seguros que existe.

La búsqueda sobreviene utilizando todos los recursos disponibles. Durante todo este tiempo van a recibir muchos currículos, se debe entrevistan a posibles candidatos y se mantiene el departamento de ejecución. Cada hora que se está realizando una entrevista para dar con el candidato ideal es una hora que se está, potencialmente, perdiendo el tiempo de producción o de tener que trabajar más tarde.

A medida que el proceso avanza puede haber varios cambios a los requisitos, se pueden hacer ofertas y ser negadas, las proyecciones pueden cambiar en función de las fluctuaciones del mercado. Todas estas escenas detrás de las situaciones modifican el panorama y cambian al candidato ideal, no porque ellos cambien, sino porque el puesto sufre variaciones.

Mientras tanto muchos candidatos que no son conscientes de que todo esto que está pasando se están preguntando por qué no recibieron el llamado prometido o qué pasó con su CV.

Sin embargo, siguen en carrera y es que ningún candidato sabe cuánto tiempo duran las búsquedas, siquiera las empresas pueden saber a ciencia cierta cuánto tiempo les llevará definir el puesto o dar con el mejor candidato. Lo importante es comprender el proceso y mantener el impulso y la perspectiva.

Estos procesos, cuando son incomprendidos, suelen deprimir a quien busca empleo sin resultados favorables pero es importante no desalentarse y mantener el entusiasmo de la dinámica de la búsqueda de empleo pues, al fin y al cabo, si hay algo que ayuda a concretar milagros esa es la esperanza.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...