50 años pueden jugarte a favor o en contra en el empleo actual

Llegar a los 50 años puede jugarte de dos forma a cada persona

Esta es una edad que puede dejarte sin trabajo o darte un trabajo

Las personas que tienen 50 años de edad, a la hora de trabajar en una empresa o local, deben pensar si esa edad es una ventaja o una desventaja.

Unirse de alguna forma al mundo laboral teniendo esta edad  podría ser  todo un reto, ya que actualmente existen  prejuicios que están presentes alrededor de este colectivo para conseguir un empleo actual y por lo cual les lleva a estar en desventaja frente a una candidatura jovial.

Testimonios reales

Arturo Gómez Quijano, profesor de ESIC de grado y postgrado señala que “las empresas empiezan a prescindir antes de las personas con más edad y a contratar gente más joven, con menos exigencias. Nos hemos hecho viejos y se piensa que somos más maniáticos”. De esta forma inició el testimonio  el profesor Quijano sobre lo que vivió en primera persona los sinsabores de encontrarse en paro a los 50 años.

Quijano continuó de la siguiente forma “Es complicado reinventarse y volver al mercado laboral. Nadie quiere poner en nómina a un señor que ya peina canas». Habla con conocimiento de causa. De los 100 currículum que envió no le contestó nadie. «A nuestras edades mandarlos en frío no tiene ningún sentido. Lo que importa son los contactos”, señala Quijano.

Además, da opciones como consejo, sobre que es mejor dialogar con las personas y que puedan orientar de alguna forma. “Lo óptimo es hablar con seis y diez personas al día, contarles nuestro problema y qué valor les podemos aportar”.

“Y, desde ese momento, esa persona puede identificar oportunidades para nosotros. Por eso es muy importante decirle a todo el mundo que estás en paro”.

Cuando se llega a esta edad, conseguir empleo actual es otro nivel “Tienes que sembrar constantemente. Ir a sitios donde encontrarte con mucha gente, asistir a conferencias, incluso a reuniones de antiguos alumnos. Hay que hacer trabajos gratis. Cambiar nuestra forma de pensar porque estamos acostumbrados a que alguien nos dé y hay que olvidarse de volver a encontrar una nómina. Tienes que buscar tu propio trabajo. Cuando te quedas sin él, trabajas más que nunca”.

Lo que realmente se vive al enfrentar esta situación

Otra de las experiencias vividas por personas que quieren salir adelante pero que un número en su edad no los deja es, Julio García Chao al que dijeron de la peor forma en entrevistas de trabajo que realizó que «querían invertir más en personal júnior».

García, tuvo la pérdida de su empleo actual al tener 50 años, estuvo dedicado en una multinacional tecnológica durante muchos años, pero llegó un ERE y salió de la empresa. “No sabía cómo buscar trabajo, no manejaba las redes sociales porque no sentía esa necesidad. Creo que nunca volveré a trabajar por cuenta ajena” acotó.

Sin embargo, no se rindió  y se dedicó unas tres y cuatro horas al día para entregar  currículos, sin embargo todas las empresas buscaban gente joven. Julio contactó con Savia, una iniciativa de la Fundación Endesa en colaboración con la Fundación más humano para el impulso de la empleabilidad de los profesionales sénior en España.

Luego de un año, estuvo a cargo, siendo un punto de encuentro para otras personas e incluso empresas. El día de hoy podría decirse que cuenta con 16.000 profesionales inscritos en la plataforma.

«Savia me ha dado formación y confío en mis propias capacidades para encontrar empleo. Trabajar por cuenta propia es la única salida que veo», explica.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...