Las Empresas de Trabajo Temporal, una opción diferente

Las empresas de trabajo temporal son una buena opción para salir de la dinámica del parado.

Estas empresas le dan una mano a la gente

En situaciones como la actual, en la cual la macroeconomía no resulta provechosa para la mayoría de los españoles, suelen aparecer soluciones en los lugares menos pensados, incluso, para aquellos que se encuentran pensando todo el día en cómo hacer para conseguir un trabajo digno, estable y bien remunerado.

De hecho, para muchos, algunas de estas categorías son sacrificables y terminan aceptando empleos con mala paga, o en situaciones de inestabilidad y precariedad alarmante, o de un grado de dignidad que afecta lo más profundo de su ser. Lamentablemente, también hay quienes aprovechan esta situación para ofrecer trabajos sub remunerados, no declarados e inestables y, para peor, sin respetar a sus empleados como personas, reduciéndolos a la categoría de mercancía.


En la presente crisis, provocada en parte por la acción de las empresas sin que los estados regulen adecuadamente, parte de la solución parece poder provenir de empresas que convierten el trabajo en una mercancía (nótese la sustancial diferencia entre considerar al trabajador o al trabajo como mercancía). En la actualidad, existen en España una interesante cantidad de Empresas de Trabajo Temporal, o por sus siglas, ETT, que ofrecen a los parados (o a aquellos que buscan cambiar de empleo o mejorar sus condiciones laborales), un servicio que favorece tanto a ellos como a las empresas que los contratan.

Según la FEDETT (la asociación que nuclea a las ETT) actualmente el 0,5 por ciento del trabajo en España se encuentra mediado por las empresas que la integran, dato que podría cambiar si se modificasen algunas leyes que las convirtiesen en Agencias Privadas de Empleo. Dicho cambio, y su consecuente homologación con la legislación vigente en la mayoría de los estados que integran la Unión Europea, facilitaría que se aumente el porcentaje de trabajo en que las EET intervienen, llegando al 1% en menos de un año, y con vistas de acercarse al 1,7% que es la media europea en el mediano plazo.

Afirman, también, que el 30% de los empleados que se acercan a las empresas gracias a la mediación de las ETT finaliza siendo contratado formalmente por la empresa, lo cual habla de un número interesante, pero también puntualizan, en que el aumento de actividad de las ETT acortaría los tiempos de selección de personal de las empresas, lo que, a la vez, reduciría el tiempo que un trabajador pasa parado, generando, para el estado, ingresos por más de 8.500 millones de Euros por IVA, IRPF y cotizaciones sociales, al tiempo que ahorraría más de 350 millones de euros en políticas sociales y subsidios y lograría reducir el desempleo en más de un punto, con lo que, a la vez, reduciría el costo de los intereses de deuda para estados y empresas locales.

De todos modos, también es importante preguntarse qué sucede con el restante 70% de los empleados que se acercan a las empresas mediante las ETT, de ellos también debería ocuparse la legislación, ya que, en ocasiones, las políticas laborales demasiado flexibles terminan licuando las posibilidades de los ciudadanos de obtener un trabajo estable, digno y bien remunerado.

Fotografía: Libertinus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...