Cómo explicar que te han despedido

Cuando te presentas a una entrevista de trabajo y el entrevistador quiere saber por qué has dejado tu antiguo empleo, el fantasma del despido se hace presente. Debes dar explicaciones sin ponerte piedras en el camino…

Despedido o desempleado, cómo explicar la situación a un nuevo empleador

A menos que seas un joven profesional que se encuentra buscando su primer trabajo, lo más probable es que tengas un historial laboral, corto, mediano o largo; que llamamos experiencia o trayectoria para darle un valor -que definitivamente lo tiene- pero que a la hora de responder en una nueva entrevista de trabajo por qué esos trabajos que te han dado tanto te duraron tan poco o terminaron tan abruptamente contigo; te colocan en un brete.

Y es que probablemente te han despedido o se terminó tu contrato temporal y no te lo renovaron; ninguna de las dos situaciones es honrosa pero tampoco ninguna depende totalmente de tí; sin embargo no puedes evitar que te avergüence y que te haga temer el momento en que el entrevistar que tienes en frente te pregunte “¿Y por qué has dejado esos trabajos?”.

Las explicaciones que tendrás que dar no pueden ser temperamentales, tampoco pueden ser mentirosas, pues pueden comprobar la veracidad de tus dichos con sólo un llamado de teléfono.


Si te despachas contra tu ex jefe, este nuevo empleador temerá que en unos meses él sea el malo, si resulta que “no te dabas” con el grupo, no tienes capacidad de trabajo en equipo, si fue un recorte, por qué has caído tu; evidentemente no eras tan bueno o tan importante…

Sin dudas, explicar a un entrevistador por qué te encuentras sin empleo y peor aún, por qué has sido despedido no es sencillo, pero siempre es recomendable decir la verdad y contar una historia creíble y entendible, sin medias tintas ni necesidad de incluir capítulos de la novela que dos compañeros de trabajo llevaban en un box contiguo.

Si tienes en claro que, independientemente de tu capacidad de trabajo y tu rendimiento, una empresa puede querer prescindir de tí, porque han cambiado las políticas, porque necesitan re estructurar o porque se ha fusionado con otra empresa; verás que ser un “despedido” no es una cosa tan grave.

Es importante que te refieras a tu causal particular en las primeras entrevistas que tengas para el nuevo empleo y que no dejes el asunto para más adelante o perderá credibilidad.

Durante la entrevista en que has comentado la razón por la que fuiste despedido no dejes de hacer mención al aprendizaje que has hecho de esa situación o a la acción que has iniciado para que no te vuelva a suceder o el valor que la empresa que te despidió no alcanzó a conocer de tí.

En la actualidad, encontrarse sin empleo es bastante común y si tienes más de 30 años es altamente probable que ya hayas tenido al menos un empleo del cual te has ido en mejores o peores términos y que tendrás que saber explicar para que un nuevo empleador te conozca.

Fotografía: Héctor Alejandro en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...