Uno de cada tres demandantes de empleo tiene más de 45 años

Las demandas de empleo crecen y entre las personas que solicitan una ocupación y no la han podido hallar en otra parte se encuentra más de un 30% de personas mayores de 45 años.

Los trabajadores mayores de 45 en riesgo

La edad siempre ha sido una limitación para muchas cosas y, en el plano laboral, ser mayor, no podía ser diferente. De hecho, después de cierta edad –cercana a los 45- las limitaciones mencionadas se traducen en “discriminación“.

Y es que, una persona de 45 años de edad que se ha quedado sin empleo fruto de la crisis que ha golpeado a la empresa donde se empleaba o bien que se trate de una mujer que no había necesitado trabajar y que, luego de haber cuidado de la casa y criado a sus hijos necesita ayudar en la economía del hogar; difícilmente conseguirá emplearse y si así fuera, no le deparará poco esfuerzo ni tiempo.

Aunque podamos asegurar que tener 45 años de edad y varios de experiencia laboral sólo significa estar en la mitad de la plenitud profesional, lo cierto es que pocos empleadores asumen el costo de los trabajadores de este tipo que necesitar ser reconocidos, ascendidos, bien pagados.


En cambio, el empleador tiende a sospechar que a esa edad la productividad cae, los problemas de salud y familiares promueven el absentismo y la cantidad de oferentes jóvenes -y baratos- merece una oportunidad que “el senior” ya ha perdido.

Que la causal de rechazo ante una candidatura laboral sea la edad sólo habla mal de la empresa y sus directores; sin embargo, lo cierto es que según un estudio realizado por la empresa Randstad, 1 de cada 3 demandantes de empleo es una persona mayor de 45 años; es decir, el 34,84%.

Como si la cifra no fuera de por sí escandalosa, la misma podría sufrir un aumento si acaso pudiéramos tomarnos el atrevimiento de proyectar esta tendencia a 12 meses para adelante; momento en que el porcentaje de desempleados que demandan empleo y que tienen más de 45 años alcanzaría el 44%.

Haciendo números gruesos, esta proyección implicaría que dentro de un año casi la mitad de los desempleados que estarán buscando empleo serán parte de este colectivo en riesgo de exclusión social/laboral. Y entonces ya no habrán dudas de si es posible hablar de discriminación como hasta ahora sólo se insinúa.

Si tenemos en cuenta que en la actualidad hay más de 1.300.000 parados que se encuentran dentro del grupo de mayores de 45 años, vemos claramente que se trata de un 15,88% más que hace sólo un año y es por ello que se ha proyectado 12 meses hacia el futuro con igual tendencia.

Por ahora, donde este colectivo de trabajo encuentra cabida para emplearse son las áreas de
agricultura, limpieza, construcción, restauración o asistencia a enfermos
, en la mayoría de los casos vinculados a puestos de baja cualificación, ya que el grueso de este este colectivo (55,75% sólo ha alcanzado estudios secundarios y sólo el 27,76% presenta estudios superiores.

Fuente: Mundo Laboral
Fotografía: USDAgov en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...