Trabajar sin jefes: así es la rutina en verano

En el verano los jefes acostumbran irse de vacaciones, dejando a sus empleados un tiempo sin jefes

No tener jefes en verano es la nueva receta

Muchas son las pequeñas compañías que en la temporada de verano los empleados tienen la posibilidad de trabajar sin jefes,  y esto es porque en esta estación los jefes acostumbran a irse de vacaciones, y los empleados toman las riendas de la empresa, llegando a implementar el sistema de la holocracia.

La holocracia no es más que un sistema de organización de forma horizontal, es una manera en donde los empleados llegan a demostrar que pueden trabajar sin jefes y sentirse motivados en laborar de manera autónoma, al no tener a alguien que solo este generando presión y controlando todo siempre.

Trabajar sin jefes tiene sus beneficios

No cabe duda que la holocracia tiene sus beneficios en cualquier empresa, ya que al trabajar sin jefes, los empleados laboran sin ninguna estructura jerárquica, las responsabilidades se delegan entre todos los trabajadores de cada departamento y juntos logran una mejor coordinación, eso tiende a animarlos más, porque se sienten más comprometidos con las tareas que deben cumplir

Pero esto no quiere decir que la figura de la autoridad se elimina, lo que ocurre es que la toma de decisiones se convierte en algo distribuido y no centrado en unas cuantas personas, haciéndolo mucho más fructífero; es un sistema que hace como una expansión que aplica técnicas de liderazgo de manera compartida en el ámbito organizacional.

Y aunque muchos jefes no permiten que esta forma de trabajar se mantenga luego de que estos regresen de sus vacaciones, al hacer que sea todo como era antes, es necesario analizar lo beneficios que puede llegar a tener, porque incluso puede haber mejores resultados que benefician la empresa y el progreso de todo el personal.

Jefe se sienten indispensables en una empresa

La mayoría de los jefes se oponen a que sus trabajadores se acostumbren a  trabajar sin jefes, porque se sienten indispensables para que funcione la empresa correctamente, para así justificar el cobro de salarios exagerados, y también para ejercer presión y generar miedo en los trabajadores.

Esto sin pensar que delegar responsabilidades a los empleados de una manera horizontal, haciendo que el papel de jefe no sea “tan notorio” en la organización, llega a ser que el trabajo en equipo sea mucho más ameno, efectivo y comprometido, el ánimo de los trabajadores tiende a subir para hacer cada vez las cosas mejor, y eso sin duda es mucho más beneficioso que tener que mandar constantemente. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...