Trabajar en la empresa privada, la opción favorita

La crisis ha acentuado la percepción social de que los trabajadores de la empresa pública son un colectivo aventajado en relación a los de la privada. No obstante, un reciente estudio asegura que más de tres cuartas partes de la población prefiere el sector privado, incluso las multinacionales, antes que ejercer bajo el manto de una institución pública. ¿Qué os parece?

El sector público no contempla el desarrollo de determinadas profesiones

La crisis ha acentuado la percepción social de que los trabajadores de la empresa pública son un colectivo aventajado en relación a los de la privada. Son muchos los beneficios que se le atribuyen, pero el más destacado es un trabajo asegurado de por vida. Algo que, a vistas de algunos, hace que ciertos empleados se relajen en sus labores y extiendan esa mala fama que tiene parte del funcionariado. Y todo ello a pesar de que para trabajar de funcionario hay que superar unas oposiciones, de que no todos los trabajos de este colectivo consisten en sentarse en una silla (los hay de muy duros, como los de policia, bombero o maestro) y de que les han reducido el sueldo, entre otros muchos cambios relacionados con los recortes en el gasto público.

Sin embargo, y como decíamos, se les sigue viendo como privilegiados. Y cabía esperar que muchas personas, sobre todo aquellas más jóvenes, se lanzaran a opositar en un momento de incerteza laboral como el que vivimos, en el que la empresa privada es un escenario de lo más inestable. No obstante, los resultados de un estudio realizado por Trabajando.es en colaboración con Universia arrojan lo contrario. A la pregunta “¿Qué sectores te interesan (para trabajar)?”, un 48% de los encuenstados respondió que la empresa privada. Un 28% se inclinó por las multinacionales, mientras que solo un 24% escogió las instituciones públicas. ¿Una cuestión de variedad de oportunidades? ¿De planteamiento de la pregunta? Desconocemos la respuesta, pero por algún extraño motivo el sector privado sigue siendo la opción primordial para la mayoría.

Es cierto que este ámbito ofrece muchas más salidas laborales, puesto que existen empresas de todo lo que se nos pueda pasar por la cabeza. Para algunos sectores, además, son un caramelo de lo más goloso. Las nuevas tecnologías son un buen ejemplo. A su vez, los ascensos son una cuestión de demostrar la valía, y el conseguir un empleo, una cuestión de procesos de selección. No hay que enfrentarse a la dureza de unas oposiciones para acceder a un puesto, ni superar otras oposiciones y acumular méritos para conseguir una mejor categoría y sueldo. Sin embargo, tienen una gran pega que, en los tiempos que corren, ha resultado ser la peor de todas: la inestabilidad.

Ya sea porque la empresa se va a pique o porque deciden prescindir de ti, la peor desventaja de la empresa privada es que cualquier día puedes encontrarte sin trabajo. Pero por lo que parece, y pese a las dificultades que vivimos, siguen siendo la alternativa preferida. O al menos así lo indica este estudio. Seguiremos atentos, pero de mientras, ¿qué preferís vosotros, trabajar en el sector público o en el privado?

Foto: Oberoi Employees_Rishi (28) por Saptarshi Biswas en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...