Se busca secretario judicial

justicia

– ¡Orden en la sala! No lo repito más veces. Si tengo que volver a intervenir, les acusaré de desacato. ¿Quién no ha disfrutado como un cosaco viendo alguna de esas películas de abogados y juicios? Seguramente muchos de ustedes. Aunque puede que para otros, todo esto sea el pan de cada día porque se han pasado cinco eternos años memorizando tomos infumables de leyes y más leyes para al fin sacarse Derecho que es lo verdaderamente gratificante. Si es su caso siga leyendo, que esto le puede interesar. Aunque por otra parte, los abogados suelen ser más que avispados y estas noticias las pillan al vuelo. Pero bueno como siempre están los típicos despistados, nos damos el gusto de comunicarles que el Ministerio de Justicia tiene la intención de cubrir 148 plazas de secretario judicial.

La mitad de ellas se resolverán mediante promoción interna. Lástima, ahí ya llegan tarde, a no ser que estén ya metidos de lleno en la carrera judicial. Pero bueno, el resto -74 plazas, ahí es nada- se otorgarán mediante oposición de libre acceso (vayan cogiendo sus libros), con lo que cualquier titulado en Derecho podrá aspirar al puesto. Sí, sabemos que es una gota en el mar, pero oye, con la que está cayendo, para unas oposiciones que salen tampoco vamos a poner el grito en el cielo, ¿no? Bien, lo primero que deben saber es que tienen de plazo hasta el 12 de diciembre para presentar su inscripción a las oposiciones.

Finiquitado el trámite inicial, vamos a entrar en materia. El primer ejercicio de la prueba que se disponen a afrontar consistirá en un examen de carácter teórico, por escrito y además eliminatorio. Se trata de superar un cuestionario-test sobre las materias de la primera parte del Programa para el acceso por turno libre, que se encuentra detallado en el anexo I de la Orden JUS/2250/2006, de 3 de julio («BOE» del día 12), modificada por Orden JUS/2878/2011, de 19 de octubre («BOE» del día 27). Bueno, supongo que ustedes lo entenderán, porque lo que es yo… Bien, dicho test contendrá 100 preguntas con cuatro respuestas alternativas, de las cuales sólo una será la correcta.

El segundo ejercicio es un examen teórico oral, también eliminatorio. Deberán exponer y desarrollar ante el Tribunal cuatro temas de entre seis, extraídos al azar, de todas las materias de la segunda parte del temario. Un tema de dos extraídos entre los de Derecho Civil; dos temas de tres extraídos entre los de Organización Judicial y Derecho Procesal Civil; y un tema extraído entre los de Derecho Procesal Penal. Esto parece un trabalenguas, pero vaya, ustedes sabrán. Ya por último, la prueba final consiste en la contestación breve y por escrito a diez preguntas referidas a un caso práctico plateado por sus Señorías. Contestaciones concisas y dentro del tiempo estipulado. Por supuesto, eliminatorio también, que la justicia no puede andar con tonterías.

Y ya para acabar, como sabemos que a los picapleitos les encanta leerse la letra pequeña de todo, ya que la suelen escribir ellos, les dejamos aquí este enlace. Para que no digan que ahorramos en detalles. ¡Suerte, letrados!

Imágen| Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...