Se rompen las negociaciones del ERE en Iberia

Las negociaciones entre sindicatos e Iberia por el ERE han finalizado sin acuerdo, después del rechazo de la última propuesta de la aerolínea, que suponía el despido de un 30% menos de trabajadores. La semana que viene, los sindicatos podrían anunciar paros.

Uno de los aviones de Iberia.

El ERE de Iberia va camino a convertirse en uno de los grandes culebrones laborales de los últimos tiempos. Las negociaciones que desde hace seis semanas Iberia y los sindicatos presentes en la aerolínea se han roto definitivamente, después de que UGT, CC OO, USO, CTA Vuelo, Sitcpla y Asetma rechazasen la última oferta de la compañía, que suponía el despido de un 30% de trabajadores menos de los planeados por la compañía en un primer momento. Los sindicatos acusaron a Iberia de “chantajista” por imponer la aceptación de todos los puntos propuestos, lo que va contra los acuerdos entre aerolínea y sindicatos ante el Servicio de Mediación.

La última oferta que Iberia presentó a sus interlocutores suponía el despido de 3.147 trabajadores, en vez de los 4.500 previstos en el ERE. El personal de tierra de la compañía que trabaja en España sería el gran afectado por el ERE, ya que tendría que asumir 2.273 bajas. El resto se producirían entre personal de cabina -545 tripulantes menos- y pilotos -329-. Además de este ERE, Iberia también propuso dos EREs temporales para este año que supondrían la bajaja de 580 empleados en uno y 283 en el otro.

Una de las propuestas sindicales aceptadas por la compañía es que se utilice prioritariamente el ERE 72/01, ya en marcha hasta 2015, que ofrece mejores condiciones para los trabajadores afectados que las que ofrecería un nuevo ERE tras la reforma laboral. Lo que no se mantiene igual es la prioridad que se daba a las jubilaciones anticipadas para llevar a cabo la reducción de plantilla, algo que se acordó en diciembre pero que según la nueva propuesta de Iberia dejaría de ser mecanismo prioritario.

Al despido de los 3.147 trabajadores le acompaña la reducción de salarios de un 11% para el personal de tierra -la propuesta inicial era del 25%- y del 23% de los tripulantes auxiliares -antes del 35%- y la congelación salarial hasta 2017, cuando se revisaría conforme al IPC de ese año. Eso si, la revisión está condicionada por que la aerolínea no solo vuelva a tener beneficios, sino que estos alcancen los 200 millones antes de impuestos. Finalmente, la aerolínea se compromete a no segregar o parcializar los servicios de handling.

Los sindicatos volvieron a criticar las posturas de IAG, el grupo fruto de la fusión de Iberia y British Airways, que pretende ahorrarse 350 millones de euros y rechazó un plan propuesto por la aerolínea que suavizaba las condiciones. Los sindicatos de tierra se reunirán con el Servicio de Mediación a mediados se la semana que viene y si no hay acuerdo se anunciará el calendario de huelga. El sindicato de pilotos todavía no da por finalizadas las conversaciones.

Fuente: La Razón

Foto: Andres Rueda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...