Muerte en el empleo; una de cada siete se relacionan al humo del cigarrillo ajeno

El humo del tabajo ajeno, provoca graves lesiones en la salud de los trabajadores, incluso algunas tan importantes que pueden llevar a la muerte.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) reveló en un informe un dato estremecedor con respecto a las defunciones laborales; una de cada siete muertes relacionadas con el trabajo se deben a la exposición al humo de tabaco ajeno y la mayoría de estas muertes se produce entre aquellos del sector gastronómico y del entretenimiento.

El peligro mortal del tabaco

El peligro mortal del tabaco

Mientras organizaciones se preocupan por mantener espacios libres de humo de Tabaco, esta es una situación común. Pese a las protecciones legislativas contra el humo de tabaco ajeno sólo se ha llegando a proteger al 30 por ciento de la población.

Algunas legislaciones permiten el consumo de tabaco en espacios cerrados como bares, restaurantes y lugares de entretenimiento y con estas normas, los trabajadores se encuentran indefensos y expuestos a riesgos graves para su salud.

Hay que saber que a nivel mundial desde 2000, según un informe de la Global Smokefree Partnership, el número de países con leyes eficaces de control del humo de tabaco ajeno a nivel nacional o local ha aumentado de 5 a 33.

Pero, lamentablemente y a pesar de estos progresos, más de nueve de cada diez trabajadores en el mundo no tienen protección jurídica contra el humo de segunda mano.


La OIT en su informe introductorio «Trabajo decente – Trabajo seguro», advierte que la exposición al humo de tabaco ajeno es la causa de muerte de uno de cada siete trabajadores y afirmó que la exposición al humo de tabaco ajeno es uno de los principales causantes de las muertes relacionadas con el trabajo por enfermedades cardiovasculares o circulatorias y por los accidentes evitables producidos por el consumo de tabaco como incendios y explosiones en los edificios donde se permite fumar.

Bares, discotecas y restaurantes permiten fumar

Bares, discotecas y restaurantes permiten fumar

Es importante saber que la exposición al humo de tabaco ajeno en los lugares de trabajo podría reducirse notablemente si, como recomienda la Organización Mundial de la Salud, se avanzara con legislaciones de ambientes 100 por ciento libres de humo de tabaco.

Según esta misma fuente, el problema que acarrean las leyes que exceptúan de la prohibición de fumar a los lugares que se entienden como sitios de recreación como los bares, restaurantes, bingos, casinos y discotecas es que obligan a los trabajadores de esos lugares a exponerse a un grave riesgo para su salud ya que deben respirar humo de tabaco ajeno sin poder decidir sobre ello.

Los trabajadores gastronómicos, de servicios y de hotelería tienen los mismos derechos a la salud que un oficinista y eso no debe perderse de vista.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...