Los jóvenes sobrecualificados ganan menos a final de mes

Los universitarios ganan 300 euros menos al mes que si ocuparan un puesto acorde a su formación.

Universidad

Los jóvenes universitarios, entre los peores pagados.

Los jóvenes sobrecualificados ganan menos que los que tienen un empleo adecuado a su formación. En concreto, 150 euros menos según el nuevo cuaderno de Capital Humano que ha elaborado la Fundación Bancaja y el Ivie. Además, el texto asegura que los universitarios ganan 300 euros menos al mes que si ocuparan un puesto acorde con su preparación.

Además, según indicaron ambas instituciones estos factores repercuten necgativamente en la vida cotidiana de los jóvenes. «La sobrecualificación tiene consecuencias monetarias -ya que cobran menos-, afectivas -están menos satisfechos en su puesto de trabajo-, y de conducta puesto que se implican e innovan menos. En la misma línea, el estudio afirma que «tienen una peor estrategia a la hora de desarrollar su carrera profesional».

De este modo, los jóvenes sobrecualificados son los que más creen que su trabajo no está bien pagado. Un 56,3% considera que es inferior a su rendimiento y solo el 37,5% lo considera razonable, mientras que cuando el empleo es adecuado a su formación la situación cambia y el 56,4% de los jóvenes consideran su salario razonable y sólo el 37,9% cree que se encuentra por debajo de lo que tendría que ganar. Así, cuatro de cada 10 encuestados opinan que aportan más a la empresa que el salario que reciben a cambio, siendo los universitarios los que tienen una percepción peor al respecto. Sólo el 45,6% la considera adecuada.

Eso sí las expectativas se cumplen en mayor medida cuando entran aspectos a debate como el clima de trabajo o el nivel de aprendizaje, llegando a afirmar el 21,8% de los preguntados que se sorprenden positivamente y recibe más de lo que esperaban en un primer momento.

Respecto a la percepción de las actitudes personales, el Observatorio de Inserción Laboral de los Jóvenes detectó que desde el inicio de la crisis ha disminuido el porcentaje de jóvenes que se consideran sobrecualificados. Algo que se explica porque  en la situación económica actual los jóvenes ajustan a la baja sus expectativas laborales y se conforman con el puesto que ocupan. Sin ir más lejos, durante el pasado 2011 aumentaron significativamente la proporción de jóvenes que se muestra indiferente ante la opción de tener un trabajo adecuado a su formación o un empleo para el que está sobrecualificado.

Fuente / El Mundo

Foto / Universidad de Navarra

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...