Lo que nos espera en el mercado laboral tras el verano

El ajuste de empleo previsto para otoño se cebará especialmente en los trabajadores indefinidos una vez agotado al margen para el despido de trabajadores temporales, según se advierte en el último estudio elaborado conjuntamente Analistas Financieros Internacionales (Afi) y la patronal de grandes empresas de trabajo temporal (Agett).

La caída del empleo empezará a afectar tras el verano y con la llegada del otoño a los trabajadores indefinidos

La caída del empleo empezará a afectar tras el verano y con la llegada del otoño a los trabajadores indefinidos

La caída que lleva experimentado la cifra de desempleados a lo largo de los tres últimos meses parece una ligera mejoria en las expectativas del mercado laboral. No obstante debemos de tener en cuneta que es una época del año en el que existe una gran contratacin de trabajadores temporales, ligados sobre todo al sector de la hostelería y el turismo. Con lo que unidos a los puestos creados por el Paln E (y similares acciones), nos hace pensar que estamos ante unos datos puntales y en ningún momento al cambio de una tendencia.

Las previsiones para el desempleo, después del verano y con llegada del otoño, no son nada buenas, Asi lo dice un estudio realizado por AGETT (Asociación de grandes empresas de trabajo temporal) en unión a Analistas Financieros Internacionales (Afi ).

Este mes pasado de julio, ha sido la primera vez que la temporalidad en la empresa pública ha superado a la temporalidad en la empresa privada, algo no visto hasta la fecha, alcanzando además el nivel más bajo desde que se recogen estos datos (25,2%). No quiere decir que haya aumentado el número de temporales que pasan a fijo, sino todo lo contrario, es decir, que los trabajadores temporales han sido despedidos, con lo cual el porcentaje de los trabajadores que quedan con respecto al total, con contrato temporal ha bajado.

¿Qué pasará entonces tras el verano?


Que el potencial de empleados temporales habrá disminuido tanto, que lo primero que ocurrirá es que los contratos estacionales desaparecerán y los que son productos del Plan E también, con lo que el porcentaje de parados con repecto al total será más elevado y compuestos por trabajadores indefinidos. Y lo segundo que a esta gente ya no se la podrá despedir, porque se irá al paro directamente.

¿De dónde tirarán las empresas para despedir y defender que son las eficientes en costes con respecto de lo que ingresan? Pues la respuesta es muy sencilla. Si en una empresa ya no quedan temporales a los que echar deberá de recurrir a despedir a indefinidos. El coste de los despidos será mayor, pero no quedará otro remedio.

Las previsiones son las que son, y si las empresas deben de aumentar la eficiencia y eso implica reducir costes, y lo más sesnsible es reducir sueldos, se deberá tirar de donde se pueda.

El verano siempre ha sido bueno en cifras de trabajo eventual y de estacionalidad, pero poco en conversión de contratos temporales en indefinidos.

Según las previsiones de la caída de empleados estacionales y vinculados al Plan E, la tasa de paro seguirá incrementándose, hasta alcanzar a final de año el 19,5%.

La cifra que no obstante más me preocupa es que está creciendo, de un 23% a un 26% el número de desempleados que llevan ya más de seis meses buscando empleo.

Desde luego, parece que las previsiones son acertadas a pesar de ser negativas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...