La vendimia francesa hace descender la tasa de paro española

Este año han iniciado un nuevo camino laboral hacia Francia 14.700 españoles de los que 10.600 procedían de Andalucía, sobre todo de Jaén y Granada, y con un perfil nuevo del demandante: ser hijo de emigrantes y tener un buen nivel de francés.

Vendimia

Esta es una fecha clave para los desempleados españoles que quieren conseguir un trabajo para así poder vivir el resto del año gracias al salario obtenido. La vendimia francesa es el principal reclamos por los desempleados españoles y, sobre todo, por ciudadanos andaluces, en especial de Jaén y Granada. La gran mayoría de personas españolas desempleadas se trasladan a Francia a finales de este mes para trabajar en la vendimia francesa. Sin lugar a dudas, esta es una de las fechas más esperadas ya que con ella miles de desempleados españoles consiguen un puesto de trabajo en el país vecino.

Cada vez son más las personas las que acuden a Francia en busca de trabajo y de una buena retribución. No sólo acuden españoles desempleados sino también desempleados de países del Este y algunos franceses castigados por la crisis económica. La vendimia es un trabajo que pocos franceses quieren desempeñar, es por ello que la gran mayoría de temporeros son extranjeros y en especial españoles.

En este sentido, este año han iniciado un nuevo camino laboral hacia Francia 14.700 españoles de los que 10.600 procedían de Andalucía, sobre todo de Jaén y Granada. Todos estos españoles buscan nuevos caminos laborales, buscan un trabajo en la vendimia francesa y como sucede todos los años, la demanda es superior a la oferta. Por ello este año se están llevando a cabo algunas modificaciones en cuanto al perfil del demandante.

Durante este año tienen un privilegio aquellas personas que sean hijos de emigrantes y los que tengan un buen nivel de francés. El idioma no era necesario años anteriores y ahora tampoco, aunque si que abre más puertas y ofrece mayores posibilidades de contratación. El perfil del candidato es aquella persona que está especializada en un tema y tiene conocimientos cualificados, pero sobre todo, que tengan la candidatura de francés.

A pesar de ello, el acceso más seguro para ser vendimiador de Francia es ser un habitual en estas tareas, es decir, acudir año tras año a la vendimia francesa y conocer a los agricultores propietarios de las tierras. Mantener el contacto con los agricultores franceses es una opción segura de volver año tras año a la vendimia del país vecino a pesar que cada vez son más personas las que buscan un trabajo en el campo y durante estas fechas.

El principal motivo del excesivo aumento del temporero español y extranjero se debe a la retribución económica. Los vendimiadores pueden conseguir 2.500 euros en un mes de trabajo.  El salario que reciben depende de la categoría profesional que ocupen, aunque es imposible que cobren menos de 9,43 euros la hora o lo que es lo mismo 1.430,22 euros al mes con una jornada de 35 horas semanales, es decir, cinco horas a la semana. Un salario con el que, muchos de ellos, pueden vivir de él tres meses en un pueblo.

FUENTE/ elmundo

FOTO/ IHQ

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...