La EPA baja de los seis millones

Los datos de la EPA dejan 5’9 millones de parados, confirmando el descenso del paro en los últimos meses. Eso si, la estacionalidad y la precariedad marcan el panorama laboral.

Ya se conocen los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2013, y como venía pasando estos últimos meses con el paro registrado, los resultados no son tan negativos como en la primera parte del año. La EPA deja un total de 5.997.500 desempleados, por lo que la cifra baja de los seis millones que se alcanzaron en el último estudio. El 30 de junio había 225.000 parados menos que el 31 de marzo, y España acaba el primer semestres del año con una tasa de desempleo del 26’26%.

Pese al descenso del paro y a situarse por debajo de la barrera de los seis millones, al Gobierno todavía le queda trabajo por hacer. Un dato alarmanate es que los sectores con un mayor aumento de ocupación hayan sido la agricultura y los servicios, algo que ya se veía en las cifras del paro registrado y que viene a confirmar la gran estacionalidad del empleo en España. En el sector servicios se contrataron a 154.800 trabajadores, y en la agricultura a 37.500, aunque cuando pase el verano habrá que ver si  se mantienen esos empleos.

Otro dato preocupante es que la población activa -gente que busca trabajo- ha bajado en 76.100 personas, y si comparamos estos datos con los de hace un año vemos que el paro ha subido un 5% y que 633.500 empleos se han quedado por el camino. Además, se ha producido un aumento de la precariedad laboral, con 92.600 contratos a tiempo parcial por solo 56.400 -casi la mitad- a jornada completa. Un 16’41% de trabajadores españoles lo hace a tiempo parcial.

Si nos fijamos en las comunidades autónomas, la EPA habla de una caída del paro en 14 comunidades autónomas, con las Islas Baleares a la cabeza, donde se ha registrado un descenso del 22’68%. En la otra cara de la moneda están La Rioja, donde subió un 9’53%, en Cantabria lo hizo un 6’27% y en Galicia el incremento a penas llegó al 0’26%. Andalucía es la que tiene una tasa de paro más elevada, del 35’79%, seguida de Canarias y Extremadura, ambas con un 33’69%. Además, en Melilla es del 34’96%. Euskadi (15’46%) y Navarra (18’32) son las únicas por debajo del 20%.

Respecto al empleo joven, en el segundo trimestre del año también hubo una leve mejoría. La cifra bajó en 27.100 menores de 25 años, aunque todavía hay 933.000 jóvenes sin empleo. La tasa de paro juvenil es ahora de 56’13%. 3.500 parados de larga duración encontraron trabajo en este periodo, aunque todavía hay más de 2’8 millones de personas en esta situación. Finalmente, el número de hogares con todos sus miembros en el paro bajó en 84.900, pero todavía quedan 1.821.100 familias con todos sus miembros desempleados.

Fuente: ABC, Público

Foto: formato digital

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...